El Corte Inglés con proyecto, futuro y liderazgo

La Junta General de El Corte Inglés ha aprobado por unanimidad la gestión de su Consejo de Administración, la fusión por absorción de Bricor y la renovación de Manuel Pizarro como Consejero de la Compañía.

Atrás quedan los tiempos de las desavenencias en la presidencia de Dimas Gimeno al que sucedió Nuño de la Rosa durante un año de transición antes de que Marta Álvarez ascendiera a la presidencia de la Compañía lo que constituye un paso decisivo porque en ella está representado la gran mayoría del capital y porque en los últimos años ha demostrado capacidad de decisión y de liderazgo. Y porque además es la hija de Isidoro Álvarez el histórico ‘patrón’ de El Corte Inglés.

Precisamente esa constatación de ‘liderazgo’ es lo que cabe añadir al discurso de Marta Álvarez en la Junta General en el que subrayó que El Corte Inglés ‘tiene proyecto y tiene futuro’, a la vez que subrayaba la condición de ser una empresa ‘sistémica’, por la destacada fuerza que la Compañía tiene en el conjunto del mundo empresarial español donde cuenta como referente de prestigio para los indicadores económicos del país.

La notable mejora de los resultado de 2018 y la tendencia al alza de sus negocios se van a completar, según anunció la presidenta Álvarez, con nuevas iniciativas que ampliarán el nivel actual de sus ingresos y beneficios tanto en las superficies comerciales como en el comercio online, pero siempre de manera paralela y como una doble vía de servicio a sus clientes de dentro y fuera de España.

Precisamente su posicionamiento en tiendas y los grandes almacenes en toda España le da a El Corte Inglés una ventaja importante en el campo de la logística y la distribución, y ello permite a los clientes ver y probar en las tiendas lo que acaban de comprar online, cosa que no puede hacer otros competidores.

Buena señal de la actual marcha de la Compañía está en el aumento de un 25 % de los dividendos a repartir entre sus accionistas, lo que podría ser mejorado en los ejercicios venideros con las iniciativas en marcha como las nuevas marcas de ropa para mujeres y despliegue y modernización de sus plataformas online.

Así como por las alianzas empresariales, nacionales e internacionales, que tienen con Repsol, Alibaba, Samsung e ING, lo que podría abrir nuevos caminos para la expansión internacional de la Compañía.

Donde a buen seguro se sigue con el máximo interés la situación económica nacional e internacional y la necesidad de que tanto en España como en la UE se alcancen altas cotas de estabilidad política en este otoño a fin de conservar y mejorar la tendencia de crecimiento que se registra en nuestro país.

Máxime después de las turbulencias pasadas que sufrimos todos con motivo de la crisis financiera internacional de 2008 y que el ‘portaaviones’ de El Corte Inglés superó con rumbo cierto sin dañar su importante ámbito laboral (de casi 100.000 empleados) con un esfuerzo encomiable de esta empresa española y europea en cuyo puente de mando está ahora, con decisión y firmeza, la nueva presidenta Marta Álvarez en pos de una nueva y venturosa travesía que acaba de comenzar.