PP y Cs no suman en España

Mientras Albert Rivera continúa desaparecido en sus largas vacaciones y en el PP siguen, con disimulo, festejando la asombrosa presidencia de Isabel Ayuso en la Comunidad de Madrid, la guardia pretoriana de Pablo Casado cree haber encontrado un mirlo blanco con la marca de ‘España Suma’ que, con infantil alborozo, acaban de registrar.

Algo que les funcionó en Navarra y con lo que piensan presionar a Cs para constituir un frente conservador en los posibles comicios generales del 10 de noviembre, en el caso de que Pedro Sánchez se decida por la repetición electoral.

Por mucho que intenten taparlo con toda clase de piruetas y ocurrencias el PP no debe de olvidar tan pronto que solo tiene 66 diputados y que en las elecciones del pasado 28 de abril, con Casado de líder, perdió más del 50% de los escaños que Mariano Rajoy tenía en el Parlamento.

Además también han perdido Melilla, La Mancha y La Rioja el 26-M y siete capitales de provincia aunque cierto es que el PP recuperó la alcaldía de Madrid y que el pasado 2 de diciembre alcanzaron la presidencia de la Junta de Andalucía.

Pero en esa presidencia andaluza, como en la madrileña, van a medias con Cs y dependen de los votos de Vox. Y que se olvide Casado del ‘abrazo del oso’ que le quiere dar a Rivera, porque el catalán no se va a dejar. Y porque ese pretendido pacto electoral entre PP y Cs, no sumaría (como en Navarra) más escaños que concurriendo ambos partidos por separado a una nueva cita electoral.

Así quedó demostrado en Andalucía y Madrid por la sencilla razón de que si Cs se integra en una candidatura con el PP el centro de la política quedaría huérfano y a merced del PSOE.

Rivera sabe o debería saber que lo que el PP quiere es que desaparezca Cs para que José María Aznar cumpla su sueño de unificar el centro derecha bajo el liderazgo de Casado. Pero eso no ocurrirá entre otras cosas porque los votantes no lo consentirá n y porque al PP le quedan en los tribunales numerosos y muy graves casos de corrupción que en el otoño cercano y la próxima primavera de juzgarán.