Aguirre al final de la escapada

Decía Esperanza Aguirre, la condesa de Bombay, a propósito de los casos de corrupción en la Comunidad de Madrid que solo un par de colaboradores de sus equipos de gobierno ‘le habían salido ranas’.

Desde entonces el número de batracios que habitan la charca putrefacta de la Comunidad de Madrid de los tiempos de Aguirre no ha dejado de crecer.

Y ahora parece que la propia Esperanza está a punto de subir al trampolín de la charca, cual María Antonieta, escoltada por la fiscalía anticorrupción que ha pedido su imputación por la financiación ilegal del PP en los años electorales de 2003, 2007 y 2011.

Y vamos a ver qué dice el juez del caso pero todo apunta a que el informe de la fiscalía es contundente y documentado. Por lo que la imputación de Aguirre podría convertirse en realidad poniendo punto final a su muy larga escapada de esta larga cuerda de personajes corruptos.

Muchos de ellos pendientes de juicio y ya pasados por la prisión preventiva como el ex presidente madrileño Ignacio González y el ex vicepresidente Francisco Granados. Y también está investigado otro ex vicepresidente de Aguirre, Alfredo Prada, y procesado ex consejero López Viejo y un sinfín de altos cargos de la Comunidad de Madrid y de sus empresas públicas como el Canal de Isabel II.

En el escrito de la fiscalía anticorrupción también se pide la imputación por financiación ilegal del PP madrileño de Cristina Cifuentes, Ignacio González y del ex presidente de Indra Javier Monzón, que en la actualidad preside el Grupo Prisa al que pertenecen el diario El País y la Cadena SER de radio.

Sin embargo la expectación de esta nueva causa de la llamada ‘Operación Púnica’ se centra en Aguirre. La que ya dimitió de sus cargos públicos en 2016. Lo que ella calificó como un gesto político ejemplar tras la entrada en prisión de Ignacio González y asumiendo así sus presuntos errores en la no vigilancia de sus colabores luego procesados.

Aguirre fue avisada por dirigentes de su partidos y medios de comunicación del festival de corrupción que se estaba organizando en la Comunidad de Madrid, pero siempre negó todo y tampoco quiso investigar los casos que se iban conociendo. Y ahora es ella la que está a punto de ser imputada por corrupción y financiación ilegal de sus campañas electorales, si el juez que investiga esta enorme trama corrupta acepta las tesis de la fiscalía lo que pronto se sabrá.