El Banco de España puede intervenir BBVA

Mucha atención con la crisis institucional y procesal de BBVA por causa de sus repugnantes y presuntamente delictivas andanzas con la banda criminal del Comisario Villarejo, bajo la presidencia de Francisco González, porque según anuncia el diario Expansión la Fiscalía del Estado está estudiando ya imputar a BBVA y a su Consejo de Administración.

Lo que de producirse podría provocar la intervención de BBVA por el Banco de España para nombrar nuevos administradores ante el riesgo de fuga de inversores y depositantes de esa entidad. Por causa de un escándalo que no deja de crecer y sobre el que el Banco Central Europeo (BCE) ha empezado a hacer sonar las alarmas pidiendo a sus actuales gestores máxima claridad, diligencia y velocidad en aportar a la Justicia los datos sobre el escándalo.

Que es lo mismo que dijo ayer la ministra Calviño de Economía exigiendo al presidente Carlos Torres que colabore sin demora con la Justicia, a lo que hay que añadir la perentoria necesidad también de colaboración de BBVA con la opinión pública, si no quieren que el pánico aparezca y se instale en sus clientes y accionistas.

Aunque esta colaboración informativa de BBVA se nos presenta como algo imposible por causa del sectarismo siniestro de su primer responsable de comunicación el tal Paul Tobin, persona muy allegada a Francisco González a quien creemos que intenta proteger por encima del interés de BBVA.

Esta crisis, en pleno bloqueo de la investidura del presidente del Gobierno, está medio tapada por la creciente tensión política, pero podría estallar sin control en cualquier momento. Sobre todo si él presidente Carlos Torres resultara imputado (y puede que haya motivos sobrados para ello porque era Consejero Delegado, cuando se mantenían los últimos pagos a Villarejo y se acordó una muy sospechosa indemnización y despedida del jefe de seguridad de BBVA) y, en ese caso, ya veremos que hace el Banco de España.

Y a no perder de vista que la contratación de Villarejo por el BBVA de FG, se llevó a cabo cuando el hoy presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, era el Consejero Delegado de BBVA.

Máxima preocupación pues en BBVA y entre sus accionistas, empleados y clientes y mucha atención a la Fiscalía, al Banco de España y al BCE. Una preocupación que ya está cruzando el Atlántico y llegando a México donde Bancomer, importante entidad bancaria mejicana, es la primera filial exterior de BBVA y el banco que más beneficios aporta a la entidad española.

La que ha dejado en pésima situación Francisco González mientras intenta eludir su responsabilidad para que las culpas recaigan en sus herederos y subordinados, y para que él pueda librarse de la imputación y de su presunta responsabilidad penal.

Lo que está por ver porque esta crisis, de mayor cuantía bursátil y financiera, está en su fase inicial y no parece que se vaya a diluir o incluso desinflar sin que conozcamos toda la verdad. Porque con el dinero de los accionistas de BBVA y bajo la presidencia De Francisco González se contrataron servicios de una banda criminal.