El CIS castiga a Pedro Sánchez

El inefable director del CIS José Félix Tezanos se ha sacado de la manga -como en él es habitual- una inesperada encuesta del CIS que según él valora la situación política española dos meses después de las elecciones generales del pasado 28-A.

Pero en contra de lo que cabía esperar de este sondeo del CIS, que parecía destinado a machacar a Iglesias y Rivera para favorecer la investidura de Sánchez el barómetro de Tezanos esta vez castiga a Sánchez.

Sobre todo porque dice que el 26 % de los encuestados son favorables a un gobierno de coalición del PSOE con Podemos, que es lo que quiere Pablo Iglesias. Mientras que solo el 20 % de los ciudadanos apoyan un gobierno en solitario del PSOE que es lo que pretende Pedro Sánchez.

Ademas en intención de voto este barómetro del CIS sólo le da a Sánchez una subida de algo menos de tres puntos respecto a las elecciones del 28-A, para situar al PSOE en el 32 % de intención de voto. Si a ello le quitamos el ‘efecto Tezanos’ veremos que en realidad Sánchez anda en torno al 30 %. Lo que quiere decir que podría llegar, si es que llega, a los 130 diputados, 7 más de los 123 que tiene ahora (Rajoy con el 33 % en 2016 llegó a los 137 diputados).

Lo que quiere decir que una repetición electoral no le serviría de nada a Sánchez de cara a su posible investidura porque la situación del reparto de escaños en el Congreso de los Diputados sería muy parecido al actual, aunque con caídas limitadas de Cs, UP y Vox y un leve ascenso del PP, que recuperaría parte de los votos que se fueron a Vox.

O sea que el mensaje del CIS a Sánchez consiste en decirle que pacte con Podemos un Gobierno de coalición como pide Iglesias porque la repetición electoral no servirá para nada. Y ya se lo dijo Iglesias a Sánchez al término de su fracasada reunión del pasado martes: que tendría que rectificar.

Y visto el escrito al PP de varios diputados del PSOE, en el que le piden a Pablo Casado la abstención en la investidura para favorecer la coalición PSOE-UP sin dependencia de los independentistas, todo nos dice que Sánchez podría aceptar la coalición PSOE-UP como quiere Iglesias. Porque la repetición electoral no anuncia nada bueno al PSOE e incluye riesgos que hoy nadie está en condiciones de valorar.