Rivera no se sienta con Abascal

No hacia falta ser un lince, y Abascal además no lo es, para saber qué Albert Rivera nunca aceptaría una reunión tripartita con Pablo Casado y Santiago Abascal para buscar una solución al bloqueo de Madrid y Murcia. Si Rivera se ha negado a ir a La Moncloa para no hacerse la foto con Pedro Sanchez está claro que tampoco se reunirá con Abascal.

A Vox le está pasando con Cs lo mismo que a Podemos con el PSOE. Que los de Albert Rivera quieren entrar en los gobiernos de Madrid y Murcia con los votos de Vox pero a cambio de nada, y ni siquiera de una reunión a tres entre Rivera, Casado y Abascal, como la que ha pedido el líder de Vox para desbloquear los pactos de Madrid y Murcia.

A Iglesias le pasa otro tanto porque desea entrar en el Gobierno de Sánchez a cambio de los 42 votos que aporta a la investidura, pero Sánchez le dice que nada de entrar en el Gobierno y que lo de su investidura debe ser gratis total.

Tanto Sánchez como Rivera consideran que Iglesias y Abascal tienen mucho miedo a la repetición electoral a nivel nacional y autonómico. Pero en el caso de Murcia y Madrid el PP y Cs son los que tienen mas que perder y corren el riesgo de quedarse sin los dos gobiernos de Madrid y Murcia porque en una repetición electoral estos gobiernos los podría conquistar el PSOE.

Para la crisis de la Comunidad de Madrid la reunión de hoy en La Moncloa entre Sánchez e Iglesias es fundamental, porque si como parece la reunión acaba mal y se avanza con paso firme hacia la repetición electoral para el día 10 de noviembre, en ese caso Rivera no cederá ni un solo milímetro en su negativa a verse o a pactar con Vox, porque ello le afectaría y mucho en su campaña electoral.

De manera que Abascal e Iglesias están ambos arrinconados por Rivera y Sanchez, respectivamente, y estos dos últimos ya están en pre campaña electoral.

Además si Abascal acaba bloqueando Madrid y Murcia y acusa del bloqueo a Cs, Rivera dirá que esa es la prueba de que nunca han pactado con Vox. Y vamos a ver qué ocurre con la última propuesta de Vox de apoyar en Madrid y Murcia gobiernos en solitario del PP pero sin la presencia de Cs, lo que a buen seguro no le gustará a Rivera y en ese caso los culpables del bloqueo serían los de Cs.

En cuanto al PP la pérdida de Madrid y Murcia será muy mala noticia para Pablo Casado porque ello se sumará a la pérdida de La Rioja y también de siete capitales de provincia, lo que aumentará de manera muy importante el fracaso electoral del PP en los comicios del 28-A y del 26-M.

En todo caso los plazos se están agotando y al día de hoy avanzamos hacia una repetición de las elecciones generales para el próximo 10 de noviembre y a una repetición de las autonómicas de Murcia y Madrid para la misma fecha u otra cercana y aún a estudiar.