El regreso de ‘la flotilla’

España ha retirado temporalmente la fragata Méndez Núñez del grupo naval que acompañaba al portaviones norteamericano USS Abraham Lincoln por aguas del Golfo Pérsico, ante el aumento de tensión entre los EE.UU. e Irán, y el ataque contra petroleros saudíes producido en las inmediaciones del estrecho de Ormuz.

No sabemos bien si Pedro Sánchez y su ministra de Defensa Margarita Robles se han precipitado en enseñar la popa de la fragata española al grupo naval del portaaviones de Donald Trump, al que a buen seguro no le habrá gustado nada esta decisión.

La que recuerda la intempestiva salida ordenada por el presidente José Luís Rodríguez Zapatero de las tropas españolas que José María Aznar había desplegado en Irak durante la fase de ocupación americana tras la segunda guerra iraquí.

Otra vez España toma las de Villadiego. Y además a bote pronto y sin mas preámbulos, porque por el momento no se han desatado ninguna hostilidad aunque la tensión en la zona crece por momentos e Israel ya está en estado de alerta así como las bases USA desplegadas en la zona.

Fue en tiempos de Felipe González y durante la primera guerra de Irak, cuando España desplegó una ‘flotilla’ de apoyo a USA por el Mar Rojo, y en señal de gesto de colaboración con el ‘amigo americano’ en tiempos del presidente Georges Bush padre.

Entonces, en la parada de taxis de la Plaza de la Cibeles de Madrid, junto al cuartel de la Armada, algunos de los taxistas podía oír en sus emisoras conversaciones del mando de ‘la flotilla’ con el mando central de Madrid, lo que en cierta manera nos acercaba a ‘la guerra de Gila’. Y para completar el espectáculo Marta Sánchez se trasladó a ‘la flotilla’ para cantar a la marinería, imitando a Marilyn Monroe en la guerra de Vietnam.

Eran otros tiempos, incluso mucho antes Adolfo Suárez había avisado del riesgo de una guerra en el Estrecho de Ormuz, como la que ahora se dice que puede estallar poniendo por las nubes el precio del petróleo y la economía mundial.

Pero ahora resulta que tenemos en La Casa Blanca a un presidente USA como Donald Trump, más cercano a ‘Conan el Bárbaro’ que a cualquier fino estilista de la política internacional.

Y España se ha alineado con la UE en la crisis iraní, por la orden del presidente en funciones Pedro Sánchez, mientras Aznar habría enviado más barcos a escoltar al portaviones USS Abraham Lincoln. Asuntos todos ellos sobre los que Pablo Casado y otros líderes españoles no ha dicho ni mu en la vigente campaña electoral.