Tezanos destroza el CIS

No sabemos si es absolutamente tonto o descaradamente golfo. Pero lo que acaba de hacer José Felix Tezanos con la última encuesta del CIS, previa a los comicios del 26-M, europeos, municipales y autonómicos, es el colmo del disparate porque el trabajo de campo de la encuesta se hizo entre los días 21 de marzo y 23 de abril, en plena campaña electoral de las elecciones generales del 28-A, lo que vulnera las más elementales normas de sociología demoscópica.

Y lo que es peor, sus pronósticos, en general han, sido desmentidos (los de las europeas y los de Madrid, por ejemplo) de una manera rotunda por los resultados del 28-A y esas urnas de las generales sí que son una verdadera encuesta nacional.

España no puede seguir teniendo a un personaje como Tezanos al frente del CIS, entre otras cosas porque está utilizando dinero público con claros fines políticos y al servicio del PSOE, lo que constituye un muy probable caso de prevaricación y malversación de fondos públicos.

Su pronóstico sobre las elecciones europeas (donde partidos como Vox se suelen beneficiar) anuncia unos resultados nacionales que han sido clara y rotundamente rectificados por el resultado del 28-A.

Y en el caso de la Comunidad de Madrid, la diferencia entre lo que dice la encuesta del CIS y los resultados del 28-A es escandalosa. Porque Tezanos otorga en la Comunidad Madrileña a la suma de PSOE (22,4 %) Podemos (9,4 %) y Más Madrid (9,3 %) el 41,1% de los votos. Mientras que concede a la derecha PP (16,2%), Cs (11,3%) y Vox (3,8 %) la suma del ¡31,1 %! de los votos.

Mientras que las urnas del pasado 28-A daban el siguiente resultado para la Comunidad de Madrid: PSOE 27,28%; PP 18,6 %, Cs, 20,9 %, UP 16,2 % y Vox 13,86 %.

Lo que quiere decir que Tezanos el 23 de abril pronostica para la izquierda un 41,1% y para la derecha de la Comunidad de Madrid el 31,1% de los votos y las urnas del 28 de abril conceden a la izquierda el 43,48 %, pero a la derecha las urnas del 28-A le han concedido ¡el 53,36%! de los votos. Lo que significa una diferencia del 22,26 % de votos en favor de la derecha que Tezanos hizo desaparecer por arte de magia.

Resulta absolutamente inexplicable que votantes de Madrid le digan a Tezanos el 23 de abril que votarán mayoritariamente a la izquierda en la Comunidad madrileña y que cinco días después el 28-A voten de una manera clara y mayoritaria en Madrid por las opciones de la derecha.

Y como esto, todo lo demás. Por lo que esperemos que esta haya sido la última encuesta de Tezanos como director del CIS para que esta pesadilla se acabe de una vez. Aunque el daño ya está hecho y de paso el servicio del PSOE.