Casado sigue con la bronca

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla León, José Antonio de Santiago Juárez, le ha dicho al presidente de su partido Pablo Casado que ‘menos Aznar y menos FAES y más Herrera y más Feijóo’.

Todo un llamamiento a la moderación en un día en el que, durante la celebración de la fiesta del  Dos de Mayo en Madrid, Casado, en vez de evitar conflictos refugiándose en la fiesta, ha vuelto a la bronca y a la polémica. Haciendo de paso alarde de su mala educación al no saludar a Ángel Garrido.

Lo novedad consiste en que antes Casado atacaba a Sánchez, Iglesias y a los soberanistas catalanes y ahora se dedica a descalificar a los dirigentes de Cs y Vox, Rivera y Abascal, e incluso a Mariano Rajoy, diciendo que el PP comenzó a perder votos hace ocho años.

Pero no dice Casado que él fue colaborador especial de las políticas de Mariano Rajoy y que lleva nueve meses en la presidencia del PP desde donde promovió un giro hacia la derecha extrema de su partido que es la causa de su hundimiento electoral el pasado 28-A.

Y si el 26-M el PP sigue bajando, Casado no tendrá tiempo ni oportunidad de explicar su segunda derrota porque la petición de dimisión que inundará el PP será clamorosa y le obligará a marcharse de una vez.

El problema de Casado es su escaso talento, su ideología personal de derecha extrema y su falta de capacidad para liderar el PP y unas elecciones donde casi todo, y especialmente los debates, le ha salido bastante mal. Se ha equivocado en la selección de candidatos, en la estrategia, el eslogan, los modales y el posicionamiento político del PP.

Y, llegada su primera derrota, se ha equivocado en la valoración de las causas del fiasco y en su actitud ante los medios con una permanente e indignante sonrisa (hasta en la noche de la derrota) propia de quien ha sufrido un accidente y no sabe dónde está.

Y dicho esto, vamos a preguntar el por qué la fiesta del Dos de Mayo en Madrid se ha convertido en una excesiva jornada militar con desfiles, himnos y presencia de la Infantería, la Guardia Civil, paracaidistas y policía regional. Porque ¿que tiene que ver eso con el Dos de Mayo español donde fueron los ciudadanos, los vecinos de Madrid -y no el Ejército y fuerzas policiales-los que se sublevaron contra las tropas invasoras del emperador Napoleón?