Iglesias y Abascal son ‘los pagafantas’ de la política

Pablo Iglesias le ha lanzado un ultimátum a Pedro Sánchez diciéndole que si no acepta un ‘Gobierno de Coalición’ con Unidas Podemos no apoyará su investidura. Por su parte Santiago Abascal ha amenazado a Pablo Casado que si continúa insultando a Vox ellos no aprobarán los Presupuestos del Gobierno de Andalucía.

Los dos líderes populistas de izquierda y derecha, Iglesias y Abascal, tienen sobradas razones para denunciar y amenazar a sus respectivos compañeros de la izquierda y la derecha, que están empeñados en convertir a ambos en ‘los pagafantas’ de la política española.

Y se equivocan Sánchez y Casado si creen que Iglesias y Abascal no se atreverán a romper con ellos porque Podemos y Vox tienen muy poco que perder mientras PSOE y PP pueden perder poder en España, Andalucía, otras Comunidades y en muchos de los ayuntamientos del país.

Es verdad que Iglesias impidió la investidura de Sánchez en 2016 y que eso no se le olvida. Pero también es cierto que las negociaciones personales que llevó Iglesias con Junqueras y Puigdemont para sacar adelante la moción de censura contra Rajoy fueron determinantes y se puede decir que Sánchez le debe mucho a Iglesias en su llegada al poder.

Abascal acaba de llegar a la política institucional y tanto PP como Cs le deben mucho en la conquista y control del Parlamento y del Gobierno de Andalucía.

Pero ahora estamos en otro escenario y en política no se pueden hacer compartimentos estancos porque todo está relacionado. Y los líderes de Podemos y Vox, Iglesias y Abascal, no entienden ni van a consentir sin respuesta alguna que Sánchez margine a Podemos a la hora de formar un nuevo Gobierno, ni Abascal va a consentir a Casado que lo llame ‘extrema derecha’ para disfrazar de centro al PP, como está ocurriendo.

Además, después de las elecciones del próximo 26-M tanto Sánchez como Casado y Rivera van a necesitar los votos de Podemos y Vox para formar el  gobierno nacional y los autonómicos y municipales en toda España.

De manera que mucho cuidado con los pagafantas porque a partir de ahora que cada palo aguante su vela y que todos entiendan que en esta política fraccionada como es la española todo tiene un precio. Y que la amenaza de ‘si no me apoyas ayudas al contrario’ no sirve para nada cuando resulta que las próximas elecciones son dentro de cuatro años.