El Bernabéu, ‘La maleta de Florentino’

La ambiciosa y espectacular reforma del Estado Santiago Bernabéu nos recuerda la imagen de una moderna y reluciente maleta. Es ‘La maleta de Forentino Pérez’ donde se guardan los numerosos trofeos y éxitos de sus presidencias, la de antes y la de ahora.

En esa ‘maleta’ está la reciente y brillante Historia del Real Madrid, el primer club de fútbol del mundo. Y también en sus compartimentos más secretos está una poderosa palanca de influencias de poder que van desde la UEFA y la FIFA hasta cuestiones de índole económica y política, en lo que se refiere a España (véase la lista de invitados al palco del Bernabéu), lo que convierte a Florentino Pérez en ‘poder fáctico’ en España y resto del mundo.

Sobre todo porque la marca Real Madrid es una de las más importantes del Planeta lo que garantiza el liderazgo presidencialista de Florentino quien, a buen seguro, nunca va a convertir el Club en una Sociedad Anónima. Salvo que Florentino y sus aliados más próximos se queden con el control de la mayoría de acciones de dicha Sociedad Anónima.

Lo que incluiría el riesgo añadido, como ha ocurrido en otros grandes Clubs del mundo, de que el Real Madrid caiga en manos de poderes y de ricas empresas extranjeras como las de China o de los países árabes, que ya controlan varios clubs en España y en el seno de Europa. Y que si ‘cazaran’ al equipo blanco acabarían por controlar los campeonatos más importantes del mundo y podrían incluso organizar un ‘cártel’ en el negocio de la compra venta de los jugadores.

Como cualquier humano Florentino, un brillante y astuto empresario, comete errores como ha ocurrido recientemente con la gestión del fin de ciclo del Real Madrid de Cristiano Ronaldo y de Zinedine Zidane, tras la asombrosa consecución de las tres últimas Copas de Europa.

Erró Florentino con el fichaje de Lopetegui, dañando a la Selección Nacional en la víspera del Mundial de Rusia. Y al no haber preparado los nuevos fichajes de jugadores de la era post Cristiano. Y también con la llegada temporal de Solari al banquillo blanco. Lo que finalmente se ha solucionado con el regreso de Zidane (que no empezó con buen pie al alinear a su hijo en la portería blanca, en un gesto tan nepotista como inoportuno).

Pero la cuestión que se plantea es la de saber como Florentino y Zidane van a gestionar la renovación del 50 %, o más, de la plantilla blanca y quiénes y cuándo serán los protagonistas de esos relevos que la afición espera con impaciencia y máxima preocupación.

Se dice que el Real Madrid, precisamente por la gran inversión que hará en la renovación del Estadio –más de 500 millones de euros- no tiene ‘caja’ suficiente para contratar los futbolistas ‘estrellas’. Porque los nuevos jugadores han de ser ‘estrellas’ deportivas y mediáticas.

No en vano Florentino, como buen empresario, sabe que una buena parte de los ingresos del Club proviene de los derechos de imagen y de la venta de camisetas y complementos de la marca Real Madrid.

Pero si el Real Madrid no tiene ‘caja’ contante y sonante sí tiene, y sin límite, el crédito que quiera en cualquier banco del mundo. Porque está claro que invertir en el equipo blanco es una gran operación para toda entidad financiera. ¿Cuánto vale el Real Madrid? Pues posiblemente esa cifra es al día de hoy incalculable.

Además las reformas que están en marcha en los calendarios de Liga, Copa de Europa, Mundialito y las posibles nuevas competiciones en los fines de semana le van a ofrecer al Real Madrid nuevos e importantes ingresos televisivos. Por lo que no hay problema alguno de dinero para los nuevos fichajes con los que se va a reconstruir el esperado nuevo ciclo deportivo y de éxito del Real Madrid.

Lo importante en esto es acertar como se acertó y con buena vista con Vinicius, aunque al joven brasileño aún le falta gol. Y de ahí que tanto Zidane como Florentino y los ojeadores de futbolistas estrellas han de estar muy atentos, seleccionar muy bien y sin precipitarse, y gastar lo necesario pero sin despilfarrar, porque los artistas del balón también se rompen y ese es un riesgo real.

El Real Madrid volverá por donde solía con nuevos éxitos y su flamante ‘maleta’ del nuevo Estadio y el que será su renovado equipo. Y esa será también la ‘tercera presidencia’ de Florentino Pérez como el muy bien lo sabrá. Boskov decía: “El fútbol es fútbol”. Pero ahora la definion es otra: “El fútbol es gol”.