El Papa vendrá a España ‘cuando haya paz’

Menuda racha llevamos los españoles con ciertas agresiones exteriores a las que se ha sumado el Papa Francisco con un inquietante comentario al decir que ‘vendrá a España cuando haya paz’. Una desafortunada expresión del Pontífice que algunos podrían interpretar como una alusión al problema de Cataluña.

Y, en el mejor de los casos, a la pretendida por parte del Gobierno de Pedro Sánchez a la exhumación de la momia de Franco y su posible traslado a la catedral de la Almudena de Madrid. Un asunto en el que la vicepresidenta Carmen Calvo ni estuvo comedida ni dijo la verdad sobre su encuentro con el secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin.

A no ser que el Papa se refiera al periodo electoral en curso en cuyo caso podía haber sido más preciso para evitar peligrosas interpretaciones. Pero lo cierto es que Francisco no ha querido visitar España (ni Argentina, su país) y sí ha viajado a otros muchos países con menos católicos que nuestro país.

El Papa no ha tenido problemas para visitar recientemente países árabes con regímenes autoritarios, donde está prohibido el apostolado católico y no ha encontrado inconveniente alguno para viajar a sabiendas, eso sí, que en esas escalas pontificias obtendría gran despliegue mediático internacional.

A lo mejor el Papa está enfadado con el Gobierno de Sánchez por retener en el puerto de Barcelona al barco de rescate de emigrantes Open Arms de la ONG Pro Activa. Y Francisco ha preguntado: ‘¿para qué lo hacen, para que se ahoguen?’ (Los emigrantes). Eso es lo que el Papa Francisco respondió al periodista Jordi Évole en la entrevista que concedió al programa Salvados de La Sexta TV.

Una interesante entrevista en la que el periodista, con paciencia y habilidad,  intentó buscar las aristas del papado del Francisco. Pero en la que el Papa no solo salió airoso sino que engrandeció su prestigio y compromiso con los pobres del mundo y su generosidad. Y todo ello a la vez que mostraba su lucidez pero sin desarmar el lado conservador de su misión pastoral.

La que irá completando con sus viajes por el mundo con su visita a España ‘cuando haya paz’.