Los fiscales destrozan a las defensas

Hoy declara ante el Tribunal Supremo el verdadero jefe del golpe de Estado catalán del otoño de 2017, Oriol Junqueras. Y vamos a ver cuál es y va a ser su actitud en el proceso porque si rechaza las preguntas de la fiscalía se va a equivocar, porque el que calla otorga y las preguntas pesarán ante el Tribunal mucho más que un silencio acobardado y en ese caso sospechoso de culpabilidad.

Lo hemos dicho en estas páginas, Junqueras debe dar un paso al frente y asumir la responsabilidad del golpe exculpando a sus subordinados, o huir de la verdad. Pero en ninguno de los casos escapará de la condena que podría ser más benévola si colabora con la Justicia.

Sobre todo y a sabiendas Junqueras que los hechos y las pruebas que lo señalan son abrumadoras y que no tiene más escapatoria que un gesto de gallardía diciendo y reconociendo la verdad. Algo que imaginamos que ha meditado después de escuchar ayer la claridad y la firmeza de la fiscalía.

La que fue contundente y escrupulosamente precisa y garantista en las primeras intervenciones de los dos fiscales del Tribunal Supremo Javier Zaragoza y Fidel Cadena que han echado por tierra los burdos discursos políticos con los que los abogados de los golpistas catalanes pretendieron sacar el juicio del campo de lo penal en el que se encuentra.

“Este es un juicio en defensa de la democracia y del orden constitucional, que no juzga ideas políticas sino hechos”, dijo Javier Zaragoza, que recordó que la Constitución Española de 1978 recibió en Cataluña el apoyo de votos favorables más alto de todas las regiones de España.

En su turno el fiscal Fidel Cadena recordó que los procesados violaron de manera reiterada los principios del Estatuto de Autonomía y la Constitución, y añadió que: “Salir del ámbito de la legalidad constitucional es colocarse en la ilegalidad”.

En alusión a la cuestión de la violencia y la rebelión el fiscal Zaragoza fue muy claro al afirmar: “no está justificado agitar a miles de ciudadanos que protegieron las urnas abocándolas a enfrentamientos violentos”. Y añadió: “no es el independentismo ni el proyecto soberanista el objetivo de este juicio, son los gravísimos hechos que acaecieron en septiembre y octubre de 2017”.

Ambos fiscales criticaron duramente las actuaciones de la Justicia de Bélgica y de Alemania en el caso del prófugo Carles Puigdemont y dejaron sentadas las bases de su actuación a lo largo del proceso en curso. Y hoy los dos fiscales interrogarán a Junqueras si es que el golpista se atreve a contestar.