Bauzá, Beitia y Ruiz, goteras en la ‘casa común’ de Casado

Pues sí que empieza bien la famosa ‘casa común’ del PP en la que Pablo Casado, a instancias de José María Aznar, quería alojar a todo el centro derecha, es decir a Cs y a Vox. Porque ha sido terminar la Convención y dimitir en Cantabria su candidata Ruth Beitia.

A lo que se han sumado el abandono del PP y de su escaño en el Senado del ex presidente Balear José Ramón Bauzá que acusa a sus compañeros baleares del PP de catalanizar Baleares; y la petición de Vox al presidente Juanma Moreno de Andalucía que cese a la Consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, por haber criticado la Semana Santa andaluza años atrás. Consejera que milita en Cs pero cuyo nombramiento fue responsabilidad de Juanma Moreno.

Y si Vox se empeña, y parece que Santiago Abascal está empeñado en ello, la caída de Rocío Ruiz acabará convirtiéndose en realidad porque Vox tiene la llave de la mayoría de la coalición parlamentaria que sustenta el Gobierno de Moreno. Y además Abascal se la tiene jurada a Albert Rivera y sabe que en Andalucía y en toda España lo de la Semana Santa tiene mucho arraigo popular.

Y aunque es cierto que Rocío Ruiz pidió disculpas por sus críticas el artículo que escribió en su día está ahora circulando en las Redes Sociales porque en él la ahora Consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de Andalucía, calificaba la Semana Santa de ‘desfiles de vanidad, de rancio populismo cultural y espectáculo tenebroso’. Y eso en Sevilla, la ciudad donde reside la Junta andaluza, no se va a perdonar ni a olvidar.

Lo de Ruth Beitia fue una metedura de pata de principiante o aficionada a la política, que no ha soportado el acoso sufrido en los últimos días por haber comparado la violencia machista con la violencia a los animales y hombres.

Pero lo más importante para el PP es la marcha de Bauzá que es un político serio y que acaba de hacer un público alegato contra la connivencia del actual PP de Baleares con la inmersión lingüística pro catalana en las Islas. Lo que sin duda será tema fundamental en los comicios autonómicos y los municipales del próximo 26-M en Baleares.

Elecciones insulares en las que Vox ya ha presentado como candidato a la alcaldía de Palma de Mallorca al general retirado Fulgencio Coll, que fue Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra.

Y estamos a tan sólo unos pocos días del cierre de la Convención del PP y de la formación del nuevo Gobierno de Andalucía. Y si ya hay goteras en la ‘casa común’ pero monoparental del PP, veremos qué ocurre en esa casa dentro de unas semanas o en los meses que quedan hasta la celebración de las elecciones del 26-M.

Y conste que en la izquierda del PSOE y Podemos no faltan los problemas como a diario se puede comprobar. Pero lo del PP ha sido ‘llegar y besar el santo’ como se afirma en un dicho popular.