Grave error de Casado en Madrid

Los débiles candidatos, Isabel Díaz Ayuso y José Martinez Almeida, elegidos a dedo y sin primarias por Pablo Casado para liderar en nombre de PP la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid han provocado preocupación y escalofrío en el PP de toda España. Porque la falta de experiencia en la gestión pública de primer nivel y la ausencia de empaque y notoriedad de los designados no le augura nada bueno al PP en la cita electoral del 26 de mayo. 

Y si Ayuso y Almeida fracasan en Madrid, a manos de Cs y de Vox, ese mal resultado tendrá, de cara a las elecciones generales que Pedro Sánchez anuncia en 2020 (‘que esperen sentados’, dijo a Rivera y Casado), efectos demoledores para el PP nacional. Como lo que pasó en Andalucía dañará las expectativas del PSOE en los comicios del mes de mayo. 

Y no digamos si para el 26 de mayo Santiago Abascal presenta por Vox en Madrid a unos candidatos llamativos como podrían ser Ortega Lara y Vidal Cuadras, o el mismísimo Mayor Oreja para esos puestos o para encabezar la lista europea. 

Esta decisión madrileña de Casado puede ser su tercer gran error tras su reparto (fallido) del poder judicial con Sánchez, y las concesiones excesivas e innecesarias a Vox en Andalucía, porque Abascal no podía dinamitar el cambio andaluz. 

Y en el caso madrileño los candidatos Ayuso y Almeida son dos ‘peritas en dulce’ para Cs porque ambos compiten con Vox en la derecha y le dejan a Villacís y Aguado la oportunidad de ser más votados en el centro derecha en la capital y la Comunidad. 

Lo que, a la espera del resultado de Manuela Carmena en Madrid, con un Podemos dividido y a la baja en las encuestas, le podría permitir a Villacís convertirse en la alcaldesa de la capital de España, naturalmente siempre que se lo permitan Abascal y Macron. 

Pero si Villacís preside el Ayuntamiento de Madrid la capital del Reino se convertirá en el trampolín y lanzadera de Albert Rivera hacia el liderazgo del centro derecha y la presidencia del Gobierno de España. 

Y ¿esa importancia de la batalla de Madrid no la han visto Pablo Casado ni nadie en su corte de cachorros del PP? Pues si no lo han visto malo, y si los pronósticos aquí anunciados se confirman pues mucho peor. Porque el PP entrará en el síndrome de la autodestrucción de la UCD.

Y en ese caso Rivera liderará la refundación del centro derecha español y Vox se escorará hacia su zona del populismo radical conservador en justa alternativa al populismo radical de izquierda de Podemos.

Mientras que el PSOE, sometido a la ambición personal de Sánche y a pesar de los regalos que le hace Tezanos en el CIS sufrirá y mucho en Madrid Comunidad y Ayuntamiento (donde aún no tiene un candidato). Así como en otras regiones y capitales de España y en los comicios europeos para los que Sánchez tampoco tiene cabeza de cartel. Y desde luego que se olvide de Josep Borrell. 

La batalla electoral de Madrid siempre ha sido fundamental en la política nacional. Y da la impresión que Casado todavía no se ha enterado de ello ni tampoco sabe a dónde le puede llevar el fracaso madrileño. Cree que la carambola de Juanma Moreno en Sevilla su puede repetir en el tapete de Madrid y se va a equivocar.