Florentino culpable

La crisis Del Real Madrid solo tiene un culpable que es Florentino Pérez. La manifiesta incapacidad del entrenador Lopetegui, con un equipo incompleto y desarbolado, es otro elemento que amplía el fracaso del Real Madrid.

El Real que encajó en Barcelona (y sin Messi por lesión) la abultada derrota (5-1) que vieron en todo el mundo 650 millones de telespectadores. Cinco golazos del Barça (tres de Suárez) y uno del Madrid de Marcello que salió al campo lesionado y se tuvo que retirar.

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez tiene que reconocer que no vio ni el alcance y la trascendencia, por el cambio de ciclo, de la marcha de Cristiano Ronaldo anunciada de mala manera por el portugués y seguida de la dimisión de Zinedine Zidane por discrepancias con el Presidente blanco sobre cómo y con quién abordar la crisis del Madrid y el vacío de Cristiano.

A Florentino Pérez le cegó su soberbia y reaccionó tarde y mal fichando a Julen Lopetegui en pleno Mundial y a Thibaut Courtois en menoscabo del eficaz Keylor Navas. Y poco más con el tal Mariano que está por contrastar y el joven Vinicius a quien todavía no le dejan jugar.

Y todo ello con un Bale y Benzemá que eran los ayudantes de Cristiano (que el sábado marcó dos goles con la Juventus) pero que, una vez marchado el portugués, no tienen ni el nivel ni la capacidad para liderar el ataque blanco y golear.

Ahora, Florentino le cortará la cabeza a Lopetegui que nunca debió salir de la Selección Nacional de tan mala y traicionera manera. Pero el entrenador que llegue al banquillo blanco lo tendrá muy difícil y necesitará refuerzos importantes en la plantilla y tiempo y paciencia para armar una estructura sólida que le permita al Madrid regresar al primer puesto del fútbol mundial.

En el partido con el Barça el Madrid solo jugó los 15 primeros minutos del segundo tiempo, momento en el que Marcello marcó. El resto del partido fue dominado por el Barcelona de cabo a rabo y con un Suarez extraordinario en la boca del gol (pudo haber marcado cinco el solo) y en la ausencia de Messi.

Es verdad que todavía queda mucha Liga y mucha Champion y que el Real Madrid se crece en Europa, pero todo apunta a que así como está ahora no puede continuar. Y desde luego el que no se va a marchar es Florentino, ¡faltaría mas!