El Rock de la Cárcel

pablo_iglesias_rock

La prisión catalana de Lledoners se ha convertido en una discoteca desde que los presos preventivos del golpe de Estado catalán llegaron a dicha cárcel con Oriol Junqueras en el papel el gigante Polifemo que baila al son que, a su pesar, le toca el prófugo Puigdemont desde Waterloo.

Pues bien, ayer en la discoteca de Lledoners se celebró un guateque con la presencia de Pablo Iglesias en el rol de Emir de Pedro Sánchez. El que fue acompañado por otros bailarines de su ballet, sección Colau y Podem, mientras Junqueras invitaba a la fiesta a varios dirigentes de ERC y en el patio y los pasillos de la penitenciaría sonaba el Rock de la Cárcel de Elvis Presley que tantas veces nos interpretó nuestro eterno Miguel Ríos.

Es asombroso que semejante cumbre política, guateque o encuentro se celebre al amparo del golpe de Estado Catalán, con las bendiciones de la Generalitat y para debatir o negociar los Presupuestos de 2019 de Pedro Sánchez.

Para que los apoye ERC primero, y luego PDeCAT, a nada que la Fiscal General Segarra haga un gesto con los presos y en cuanto el Emir Iglesias se traslade con su Combo a Waterloo para recibir el visto de Puigdemont, quien a lo mejor también le pide a Sánchez otro gesto con los prófugos.

Naturalmente y aunque parezca soez el gesto que se merecen los golpistas es ‘la butifarra’, como bien diría el presidente de la República de Tabarnia y genial dramaturgo Albert Boadella. Pero mucho nos tememos que Sánchez dará en privado las órdenes oportunas y que la fiscal Segarra recortará el nivel de los delitos inicialmente imputados a los golpistas catalanes.

Además si esto ocurre a lo mejor no pasa nada porque como la oposición del PP y de Cs están todos los días anunciando el fin del mundo, cuando llegue de verdad el lobo negro y feroz nadie les creerá. Además si la Justicia le hace rebajas a los Bancos como lo acabamos de ver ahora en el Supremo pues por qué no también a los golpistas.

Y como esto en vez de España parece Jauja y últimamente se atan a los perros con longanizas pues al PP se le ha ocurrido pedir la anulación del juicio de Gürtel a ver si suena la flauta aunque sea por casualidad. O sea mucho morro y mucho rock and roll para festejar que la liberación de la Marihuana está a punto de llegar. A lo mejor para eso fue recientemente Sánchez a Canadá.

Sobre el autor de esta publicación