Entrevista fallida a Felipe González en El País

felipe_recortada

El diario El País no es ni sombra de lo que fue. Al final no logró escapar al contagio del deterioro institucional, político y cultural español, acelerado por: la crisis económica de 2008; el fin del bipartidismo; el agotamiento de los ‘materiales’ que integran los pilares de la Transición; y la revolución digital y tecnológica acaecida en los medios de comunicación.

Pero es el abandono de la información (en beneficio de reportajes sociales); de la opinión con columnistas a granel ajenos a la actualidad; y de la verdad (de la que presumen mientras disparan con ‘pólvora de Rey’ mojada tras los rescates que salvaron a PRISA); lo que más daño ha hecho al diario.

Lo acabamos de ver en el amparo que El País ofrece a las concesiones que el Gobierno de Pedro Sánchez (a quien el diario machacó en su batalla con Susana Díaz por la secretaría general del PSOE) ha hecho a Podemos, los nacionalistas vascos y los soberanistas catalanes, para que este presidente continúe en el poder.

Pero como prueba un botón: la entrevista del domingo de la directora del diario Soledad Gallego a Felipe González sobre ‘filosofía’ política europea y sin entrar en el trepidante caso español. Ni siquiera cuando Felipe González invitó a la entrevistadora a hacerlo diciendo: ‘por cierto, menuda manera la del golpe de Estado (catalán) el de los pasados días 6 y 7 de septiembre de 2017’.

Nada, ni por esas, todo eran preguntas de salón sobre el sexo angélico, los peces y las flores, dejándose en el tintero, sin tinta, importantes cuestiones del máximo interés como las siguientes:

-¿Cómo ve la Monarquía y qué piensa de las revelaciones sobre el Rey Juan Carlos I al que usted conoce muy bien?

-¿Qué le parece el modelo de ‘diálogo’ político que Sánchez lleva a cabo con Junqueras y Torra?

-Usted apoyó a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez en las primarias del PSOE ¿cree que se equivocó o que Díaz lo hubiera hecho mejor?

-¿Piensa que hay que poner en libertad condicional a los presos golpistas y en caso de condena concederles el indulto uno a uno?

-¿Se puede negociar y pactar con quienes atacan y desprecian al Jefe del Estado?

-¿Tiene alguna fórmula mágica, federal, confederal o incluso asociada para Cataluña?

-¿Qué opina de los Presupuestos ‘sociales’ y los impuestos incluidos por Podemos a Sánchez y sobre la nueva deriva política de Pablo Iglesias?

-¿Cómo ve el tridente político del centro derecha español donde habitan Vox, PP y Cs?

-¿Cuál es en su opinión, el motivo por el que Rajoy no dimitió durante la moción de censura y acabó entregando el poder a Sánchez y sus aliados y como valora el regreso político de Aznar?

-Usted y Santiago Carrillo renunciaron, al inicio de la Transición y en pos de la reconciliación nacional, a lo que hoy se llama ‘Ley de la memoria histórica’ y ahí incluida la exhumación y traslado de los restos de Franco. ¿Qué opina de todo ello?

-En Italia y Francia el Partido Socialista ha desaparecido y en Alemania y otros países de la UE están sufriendo importantes pérdidas de votos, ¿Cree que el PSOE debe renunciar a la ‘O’ de Obrero y la ‘S’ de Socialista en pos de un Partido Socialdemócrata o de centro social liberal?

-¿Considera fascismo el renacer de los partidos populistas y nacionalistas conservadores europeos, y cree que ello puede dañar la UE e incluso y en el caso de escisiones territoriales (Cataluña, Padania, Baviera) amenazar la estabilidad y la paz continental?

-Caro le costó en su tiempo el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN. ¿Cree que esta Alianza Atlántica sirve ahora para algo o que hay que trasladar todas sus competencias de Defensa y Seguridad al seno de la UE?

Sería muy interesante conocer la opinión de Felipe González sobre todas estas cuestiones y alguna más que nadie le planteó en El País. En todo caso si el expresidente Gonzalez no tiene a mal responder este cuestionario que gustosa y personalmente le trasladaría José Oneto este periódico estaría encantado de publicar las respuestas sobre estas preguntas que son del máximo interés nacional y que otros olvidaron o no se atrevieron a plantear.

Sobre el autor de esta publicación