Jaque al Rey en la Fiesta Nacional

parlament_marcello

Pues sí que empezamos bien la Fiesta Nacional: con una moción en el Parlament de Cataluña condenando el firme y democrático discurso del Rey Felipe VI del pasado 3 de octubre de 2017 cuando exigió al Gobierno de Rajoy la defensa y reconducción del orden constitucional. En la moción del Parlament a instancias del partido ‘En Comu Podem’ de Colau e Iglesias, se ataca Rey y a la monarquía a la que se califica de institución ‘caduca y antidemocrática’.

Un disparate más de los soberanistas catalanes en estrecha colaboración con Podemos, lo que nos vuelve a situar en la línea roja de la ruptura con la legalidad y echa por tierra las pretensiones de los pactos del Gobierno de Sánchez con los nacionalistas y Podemos en el ámbito presupuestario.

Al tiempo que obliga al Gobierno a responder este asombroso jaque al Rey con ‘medidas legales’ -dicen desde Moncloa- que no sabemos cuáles son o pueden ser ante semejante acto del Parlament catalán. Aunque siempre le quedará a Sánchez la aplicación del 155 como se lo pide la oposición.

Y así con semejante desvarío comienzan hoy los actos conmemorativos de la Fiesta Nacional del 12 de Octubre en los que, además de la invectiva catalana contra el Rey, serán novedad la presencia en el desfile y en Palacio de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno y de Pablo Casado como líder del PP y la Oposición. Y al fondo una cierta y casi crónica inestabilidad política por la crisis catalana y debilidad parlamentaria del Gobierno, aunque la mejora de la economía y el empleo por ahora se mantienen.

Pero hay que subrayar que la aparente ruptura en Cataluña de la unidad de los partidos secesionistas catalanes -por el acercamiento de ERC y PSC-PSOE- parecía mejorar la situación catalana con respecto al pasado año, lo que se acaba de estropear con el Jaque al Rey en el Parlament.

Que ya veremos si acaba afectando a la posibilidad de un acuerdo para los Presupuestos de 2019, que sin duda incluyen importantes mejoras sociales y sobre el que existe un primer pacto entre el Gobierno y Podemos que necesita de los apoyos, nada fáciles de lograr, de los soberanistas de ERC y PDeCAT.

Un acuerdo de Presupuestos de 2019 que, si no salta por los aires, daría estabilidad al Gobierno y podría garantizar al Presidente Sánchez concluir la legislatura y convocar las elecciones generales en 2020. Elecciones que estarán precedidas por el adelanto de las elecciones andaluzas para el día 2 de diciembre próximo, lo que dará protagonismo a Susana Díaz en la recepción del Palacio Real.

A la que ya veremos si asiste Pablo Iglesias (no lo harán los nacionalistas como suele ser costumbre) y donde no se espera al líder de Vox Santiago Abascal que no habrá sido invitado por no tener representación parlamentaria y ello a pesar de su notoria irrupción en el ámbito político.

Junto al Palacio Real está la Catedral de la Almudena donde la familia de Franco tiene unas tumbas a donde piensan trasladar los restos del dictador lo que ha provocado la protesta del Gobierno de Sánchez ante el Vaticano porque ello podría provocar una intensa peregrinación de los franquistas a la nueva tumba de Franco.

Cuestión que será objeto de debate en la recepción del Palacio Real lo que dará protagonismo al presidente de la Conferencia Episcopal española, el cardenal Blázquez, que ya conoce la intención de la vicepresidenta Carmen Calvo de viajar a Roma para plantear al Vaticano que impida la presencia de los restos de Franco en la catedral de la Almudena.

Interesante y expectante la jornada de política que se abrirá en los actos de la Fiesta Nacional del 12 de Octubre (desfile militar y recepción en Palacio) a pesar de los pesares políticos y de las incertidumbres que planean sobre la estabilidad nacional. Con el añadido de última hora del jaque al Rey en el Parlament catalán, impulsado por los mismos partidos con los que Pedro Sánchez pretende pactar los Presupuestos de 2019 para garantizarse su presencia en Moncloa hasta 2020 y su estabilidad.

Sobre el autor de esta publicación