Casado no despega, según el CIS

Se nos amontonan las noticias. Pedro Sánchez visitará Cuba y se acaba de hacer en Nueva York en compañía de su esposa Begoña una bonita foto con Donald Trump y Melania, en una recepción del presidente americano.

Foto que nos recuerda aquella otra de los Zapatero con los Obama donde aparecía la esposa de ZP, Sonsoles, con sus dos hijas vestidas de ‘góticas’, como salidas de una película de terror. Sánchez y Begoña que son ambos aficionados a las modas aparecieron bien pertrechados, él con un traje con chaleco y ella con un llamativo vestido de fiesta.

Pero Sánchez está encantado con su presidencia aunque por más que se le cae por el suelo, entre un sinfín de mentiras y despropósitos, su ministra de Justicia, Dolores Delgado, tras haber llamado maricón al ministro Marlaska, haber mentido sobre sus encuentros con Villarejo y haberse declarado ella machista porque prefiere Tribunales ‘con tíos en vez de con tías’. Muy fina la ministra del gran collar de Notaria Mayor del Reino y la amiga íntima del ex juez Baltasar Garzón.

Así estaban la cosas en el día ayer cuando apareció la encuesta del CIS que ahora dirige el sociólogo socialista José Felix Tezanos. Pues bien, en línea con la anterior del pasado mes de Julio, el PSOE va en cabeza con el 30,5 % de los votos, seguido del PP (que estrena a Casado como líder) con el 20,8 %, Cs con 19,6 % y Podemos con el 16,1 %.

Varias parecen ser las consecuencias de esta encuesta. En primer lugar que la cocina del sondeo se hizo a favor del PSOE, y que su muestra no incluye la polémica del plagio de Sánchez, ni el cese de la ministra Montón, ni el lío de la ministra Delgado.

Pero probablemente lo más destacado sea el hecho de que el PP no levanta cabeza y que el llamado ‘efecto Casado’ o estreno de su liderazgo y giro a la derecha del PP no sirvió para mejorar las pésimas notas que le dejó Rajoy.

A Cs la encuesta le ha bajado los humos y lo colocan en tercer lugar cuando hace meses aparecían primeros, pero por apoyar los Presupuestos de 2018 de Rajoy en lugar de exigir elecciones.  Y lo mismo le pasa a Pablo Iglesias en Podemos que cae 5 puntos en beneficio del PSOE, lo que demuestra que el hábito hace al monje y que la presencia de Sánchez en La Moncloa y sus políticas de gestos progresistas le han favorecido al PSOE.

Aunque quien más se va a beneficiar de esta situación va a ser Susana Díaz porque el viento electoral que sopla favor del PSOE confirmará el adelanto electoral en Andalucía para el mes de noviembre, evitando así la presidenta andaluza que la sentencia de los ERE dañe sus expectativas de voto.

O sea, el CIS ha sido un regalo para Sánchez y Susana, malas noticias para Casado y tirón de orejas a Rivera e Iglesias. Y ahora a esperar a ver cómo van los próximos sondeos porque Tezanos anuncia un nuevo y trepidante ritmo mensual.