La economía flaquea

El paro sube, el turismo baja, suben los precios de la electricidad y de los carburantes y el crecimiento se desacelera y, claro, ¿de quién es la culpa? Pues del Gobierno. Y dicen desde La Moncloa: ‘pero si Sánchez ¡acaba de llegar!’

Si, es cierto, pero eso explíqueselo usted a los ciudadanos de a pie de este país o de cualquier otro del mundo porque la culpa siempre es del Gobierno de turno. En Italia tienen un dicho esclarecedor: ‘piove, porco governo’.

Lo malo no sólo está en que el ciclo de la recuperación de la  economía se frena sino en que puede ir a más, ser peor en próximas semanas y meses. Y no digamos si los apóstoles de la izquierda Pedro y Pablo pactarán un plan económico para subir impuestos (Rivera propuso quitar el de sucesiones en toda España) y aumentar sensiblemente el gasto social.

Lo que llevaría a poner en riesgo el incumplimiento de los objetivos de déficit  con la UE y eso provocaría efectos no deseados en cadena y ahí incluido el descenso de la inversión extranjera mientras crece el déficit del Estado.

Al fondo de todo esto aparecen los Presupuestos de 2019 que Sánchez quiere que ‘sean socialistas’ o muy progresistas pero para los que necesita apoyos tan dispares como los de PNV y PDeCAT (que se oponen a subir los impuestos) y los de Podemos, que quieren más impuestos a los ricos y los bancos, una propuesta esta última de la que ya no habla el Gobierno.

En esta situación todo apunta a que Sánchez no logrará aprobar los nuevos Presupuestos para 2019 y en ese caso tendrá que renovar los de 2018 para llegar en el Gobierno hasta las elecciones generales de 2020.

Y ese parece ser el objetivo oculto de Sánchez porque si sus socios no se ponen de acuerdo él renovará los Presupuestos de Rajoy de 2018 que son, por otra parte, los que más les convienen para alcanzar el objetivo de déficit de la UE.

Y ¿qué pasa con aquel discurso en el que se anunció que se iba a derogar la reforma laboral del Gobierno de Rajoy? Pues no hemos oído nada sobre ello en las últimas semanas, pero vistas las malas noticias sobre el empleo de estos días a lo mejor Sánchez incorpora esta rectificación a su lista oficial.

En todo caso para saber dónde estamos ahora en todo esto hay que esperar a que se celebre el próximo encuentro en Moncloa entre Sánchez e Iglesias y luego se verá.sobre todo porque el líder de Podemos está de capa caída en las encuestas y necesita un rearme en la izquierda para progresar.