Casado tiene miedo y ataca a Cs

Mal empieza Casado el otoño político con nuevos y dramáticos ataques a Cs sobre los lazos amarillos y situando al PP del lado oscuro de Torra. Y lo ha hecho Casado en Galicia a donde fue para abrir el curso del otoño de la mano de Alberto Núñez Feijóo.

El que fue la persona que cedió el paso a Casado hacia la presidencia del PP, cuando Soraya Sáenz de Santamaría -que aún sigue escondida tras su derrota en el Congreso del PP- agitaba todas las intrigas contra Feijóo hasta hacerle llorar en su retirada de la carrera presidencial del PP.

El joven Casado ha entrado con ganas en la política y está empeñado en reactivar el bipartidismo con la ayuda de Pedro Sánchez pero buscando la confrontación con Albert Rivera, hasta el punto de criticar, como lo hizo los pasados días y lo repitió ayer, que Rivera y Arrimadas retiraran los lazos amarillos de las calles catalanas, acusando Casado a Cs de generar mas crispación.

Casado insiste en el error y ayer ha vuelto a acusar a Cs por la retirada de los lazos amarillos diciendo que Cataluña ‘da miedo y no podemos pasar de los lazos amarillos a los negros’. Y ¿quien tiene la culpa de todo eso Rivera o Torra? Si Casado tiene miedo que se vaya de la política, pero en Cataluña los demócratas no deben dar un solo paso atrás.

Un serio error de Casado (por el que debería pedir disculpas) no compartido por muchos de los dirigentes y militantes del PP y especialmente catalanes porque dicho ataque a Rivera con los lazos amarillos de por medio dejará al PP catalán en peor situación de la que ya tienen con solo cuatro diputados en el Parlament.

Porque si hay algo que moviliza a todos los españoles es el desafío catalán y Casado se equivoca atacando a Rivera y Arrimadas. Y además si lo quiere comprobar que le encargue a Arriola una encuesta nacional con la pregunta de: ¿hicieron bien o no Rivera y Arrimadas retirando lazos amarillos de las calles catalanas? El resultado masivo sería a favor de Cs y en contra de la actitud del líder del PP.