BBVA: FG debe adelantar su marcha

Casi un 10% ha perdido BBVA en Bolsa en tan solo unos días por causa de la crisis financiera de Turquía y la depreciación de la lira de ese país que aún no ha tocado fondo y está a la espera de medidas urgentes de Turquía y de organismos internacionales, como el BM, el BCE y el FMI.

Una crisis turca, que cae sobre las espaldas de la dictadura represora del presidente Erdogan, que está afectando a España y especialmente a BBVA porque este banco que preside, desde la llegada de Aznar y Rato al poder en 1996, Francisco Gonzalez (FG) invirtió primero y compró después el control del banco turco Garantí Bank.

Y todo ello a pesar de las advertencias que se le hicieron por el riesgo de estabilidad en Turquía que como entonces se presumía, tarde o temprano acabaría por llegar. Y ahora llegó después de varias sacudidas y entre ellas el reciente golpe de unos generales y el contra golpe de Erdogan.

Pero FG se en sus inversiones internacionales ha equivocado en casi todo desde su autocracia personalista a la hora de presidir el banco, cesando a todos los Consejeros Delegados que le hacían sombra -como en su día a Goirigolzarri, que ahora está ganando la partida a BBVA desde Bankia- para eternizarse él solito en el poder del BBVA  (que le regaló su amigo Rodrigo Rato) y de donde por fin se tiene que marchar.

Y cuando antes lo haga pues mejor para el banco, no vaya a ser que en los próximos meses a la crisis del Garantí de BBVA se le añada otra crisis en la filial mejicana de BBVA en México, Bancomer, que es el principal proveedor de recursos del banco español. Y todo ello porque en enero se iniciará en México la presidencia izquierdista de López Obrador y ya veremos cómo reaccionan los mercados internacionales ante este histórico vuelco político.

Hace años en estas mismas páginas le anunciamos a FG el gran riesgo de la inversión turca en un artículo titulado ‘La pasión turca de FG’. Pero él ni caso y además aumentó la inversión para tomar el control y asumió mas riesgo, lo que ahora se ha convertido en un lastre que ya veremos hasta donde llega. Y que si se suma al posible problema mejicano, aún en ciernes, podría tener consecuencias que mejor no imaginar (¿un rescate?).

Aunque la primera consecuencia debería ser la marcha inmediata de FG acelerando su esperado relevo, porque quien ha creado la crisis turca en el BBVA no puede ser la persona que lo pueda resolver. Además ya fracasó en China y Venezuela, tuvo que salir de Portugal y Chile y en USA no está para tirar cohetes. Y hasta en su proyecto digital donde FG presumía ser experto tampoco ha logrado triunfar. Luego lo mejor para BBVA, sus accionistas y empleados es que FG se marche de una vez. Lo que no le vendrá nada mal incluso a él porque si estalla México su final será mucho peor de lo que los analistas de hoy se puedan imaginar.