La Reina Letizia también quiere ir a Barcelona

Ya sabíamos que el Rey Felipe VI irá a Barcelona -un territorio hostil- para asistir al homenaje a las víctimas de los atentados terroristas islámicos de hace un año en Barcelona y Cambrils.

Pero ahora se ha sabido que la Reina Letizia también que ir a ese acto para acompañar a su marido por si hay que aguantar un chaparrón, mientras el presidente Sanchez se cruza de brazos y le da palique a Torra. Como ocurrió en Tarragona y luego lo consintió en Gerona, donde el monarca Felipe VI acabó celebrando el acto oficial de la fundación Princesa de Gerona en un restaurante de esa localidad.

Se agradece el gesto de la Reina Letizia pero no debería acudir a ese acto porque es bueno preservar en caso de crisis, que Dios no quiera que ocurra, el rol de La Regenta, de Clarín. O sea no conviene exagerar ni hacer méritos por más que La Corona esté necesitada de esas cosas.

Ya nos basta con que doña Letizia en un alarde de respeto a la Reina Sofía haya accedido que sus hijas la Princesa de Asturias y la Infanta Leonor se hayan ido con su egregia abuela a comprar pescado en el mercado de Palma. ¡Qué detalle!

De igual manera hemos visto al Rey Emérito Juan Carlos I cenando en la Compañía de Plácido Arango, Javier Solana (el del Toisón y el bombardeo a la Radiotelevision de Belgrado) y Alicia Koplowitz. Todos muy sonrientes y como si nada hubiera contado Corinna en las grabaciones de Villarejo, quien a punto estará de publicitar el capítulo del Compi Yogui.

Y de regreso de vacaciones anda la Infanta Ctistina para visitar pronto en la cárcel de Ávila al preso Iñaki Urdangarin. O sea muchas novedades sobre la veraniega Familia Real tras el despacho de Felipe VI con Pedro Sánchez en Marivent.

Momento en el que la Reina Letizia pidió ir, ella también, a Barcelona, y en primera línea. Lo que siendo un encomiable gesto que agradecemos no se lo aconsejamos porque puede haber disturbios y con los tacones no se puede correr.