Sánchez y Casado, encuentro en la tercera fase

Mañana se entrevistan en Moncloa el Presidente Pedro Sánchez y el líder de la Oposición Pablo Casado, los jóvenes políticos que hace tan solo poco más de un mes nunca imaginaron que podrían mantener una conversación en posiciones de poder como las que ahora tienen. El uno como Presidente del Gobierno de España y el otro como presidente del PP y como el líder de la Oposición.

El encuentro no será fácil porque Casado considera inaceptable el hecho de que Sánchez haya llegado al poder con el apoyo de los independentistas y de Podemos, partidos que están en contra de la unidad de España, de la UE y de la Constitución.

Pero le guste o no a Casado la realidad es que Sánchez está en la Moncloa y que eso ha sido posible por la corrupción del PP y una vez que Rajoy salió huyendo del Congreso de los Diputados y luego se negó a dimitir con lo que facilitó la llegada de Sánchez al poder.

También Rajoy, Podemos y los partidos soberanistas han ayudado a Casado a llegar a la presidencia del PP (tras derrotar a Santamaría ) y al liderazgo de la Oposición, por lo que a los dos les encaja el dicho tan español de ‘no hay mal que por bien no venga’.

En este ‘encuentro en la tercera fase’ Sánchez y Casado hablarán y mucho de Cataluña y sería bueno que se entendieran. Y hablarán también de la inmigración, del techo de gasto de 2019, de la economía y los impuestos y de las pensiones, educación y sanidad.

Y lógico parece que no haya acuerdos entre ambos aunque se abrirá, eso sí, una línea de diálogo entre los dos. Los que coincidirán a la hora de calificar a Rivera (el convidado de piedra del encuentro) como su enemigo electoral, porque ambos querrán la conquista del centro de la política y el regreso del bipartidismo nacional.

A sabiendas los dos que el PP tiene en su flanco derecho a Vox como un partido ultra conservador, y el PSOE a Podemos como la izquierda radical. Veremos que sale de ese encuentro que entre otras cosas puede significar, como en el epílogo de la película Casablanca, el comienzo de una buena amistad.