Huele a cloacas

La sombra vengativa del indeseable comisario Villarejo, que en la cárcel está por sobrados motivos, se proyecta amenazante sobre nuevas declaraciones de la falsa princesa Corinna y de sus ya pasadas relaciones con el Rey Juan Carlos I, para volver a amenazar al Estado a ver si así lo sacan de la cárcel que es lo que al parecer esperaba el comisario hace días pero que se habría frustrado y con razón por iniciativa del fiscal.

Y entonces y a título de venganza Villarejo parece que empieza a quemar sus naves, o sus grabaciones (grabó a media España), y las ha publicitado en terminales de internet que le son afines. Una grabación esta última -que naturalmente hizo él- de una conversación entre Villarejo, el ex presidente de Telefónica Juan de Villalonga (otro que tal baila en la ciénaga) y la tal Corinna celebrada hace tres años para presionar al Rey emérito y al director del CNI, general Sanz Roldán, quien ya le tiene tomada la medida al comisario.

Al que los medios digitales que le publicitan no le tocan un pelo (porque seguro que el pájaro también grabó a ‘sus’ periodistas), a pesar de que lo más grave de este enredo (que tampoco aporta nada nuevo porque de los negocios y enredos de Corinna ya se han contado casi todo) es la trama de ingente dinero corrupto y chantajes que ha montado el comisario que fuera un alto cargo policial según se ha publicado (Javier Ayuso ¿dónde estás) y se va sabiendo de la investigación judicial de su caso.

Se entiende que en la batalla del ruido de internet unos pugnen con otros en pos del tráfico y de la notoriedad. Pero sorprende más que La Sexta TV del Grupo Atresmedia, que preside José Creuheras, lance a los cuatro vientos de su audiencia esta vomitona de las cloacas del Estado, en línea con los apoyos de la Cadena a los jefes de Podemos y al golpismo catalán (con los amigos de Roures) como se vio durante el referéndum catalán del 1-O y se aprecia de manera constante en sus programas.

Hasta el punto que se puede decir, con poco margen de error, que el daño que han hecho a España Pepe Creuheras en Atresmedia y Javier Godó en La Vanguardia es difícil de calcular pero muy grande. Meter al tal Villarejo en ‘Salvados’ y jalear en La Sexta TV su última grabación de Corinna no es una cuestión fortuita. Como tampoco lo es poner en estos medios a los jefes golpistas catalanes al mismo nivel, o incluso por encima, de los demócratas.

Nada de esto es casual y sí está en línea con los que pretenden dinamitar la convivencia en este país y de paso el tiempo de la Transición. Lo que entra de lleno entre los objetivos de las vomitonas que ahora emanan desde las cloacas que por lo que se dice aún no han terminado de vomitar.