Se acabó ‘La Roja’

Se acabó el tiempo mágico una gran Selección española de fútbol ‘La Roja’. Un equipo genial y compacto con su propio estilo de juego y de control del balón que nos dio grandes triunfos como el Mundial de Suráfrica de 2010 y dos Eurocopas. Una Selección que salió derrotada del Mundial de Rusia por el equipo anfitrión en la tanda de los penaltis y tras cerrarse el encuentro con un empate a uno y el abrumador dominio por España pero sin capacidad de remate y de gol.

España se despide del mundial en octavos y acompaña a otras importantes selecciones como las de Alemania, Argentina y Portugal. Y lo hace con solo una victoria frente a Irán y tres empates con Portugal, Marruecos y Rusia, lo que da idea del mal juego y peores resultados de nuestro país que apareció en el campeonato con el viejo ‘tiki-taka- sin nuevas ideas ni contra ataques, no disparos de media distancia, con viejos jugadores y sin un gran cañonero del área.

Por no tener el equipo español se quedó sin el Seleccionador 48 horas antes del inicio del Mundial por la deslealtad de Julen Lopetegui quien, tras romper el contrato que firmó dos semanas antes con la Federación española para su renovación anunció su fichaje como entrenador del Real Madrid, lo que obligó a su destitución porque el Seleccionador nacional no podía ser, a la vez, el entrenador del Madrid y el justo e imparcial seleccionador del equipo nacional.

Pero sobre todo el equipo español jugó mal porque su primer portero De Gea (que no paró un solo penalti y fue un desastre ante Portugal) debió de ser cambiado en el segundo encuentro por Kepa. Pero Fernando Hierro, ascendido de urgencia a entrenador, no se atrevió a cambiar a De Gea.

Ni tampoco a innovar el equipo con los más jóvenes, motivo por el que España mantuvo en el campo a siete los jugadores del Mundial de 2010 (Iniesta, Piqué, Ramos, Busquets, Silva, Alba y hasta Carvajal aunque no jugó entonces pero por lesión).

La Selección de ‘La Roja’ está mayor y se acabó. Y su estilo de juego ya no funciona porque es horizontal y no tiene capacidad de contra ataque ni de penetración de gol. Aunque eso sí en el partido contra Rusia y en los otros de la etapa del Grupo B los jugadores de España lucharon hasta el final y su extenuación, lo que se debe agradecer y respetar.

Pero ese no es el fútbol de potencia, velocidad y ataque que impera en este mundial. Es verdad que España cayó frente a Rusia en la tanda de penaltis, pero está claro visto su juego que de cuartos de final no iba a pasar.

El fin de La Roja se suma a cambios vertiginosos que se están produciendo en la política de nuestro país y todo apunta a que pasará algún tiempo antes de que un nuevo y gran equipo nacional de fútbol vuelva a resurgir.