España muy mal pero con suerte y carambola

La Selección indefensa. El portero De Gea y la defensa de España muy mal en la fase de Grupo del Mundial de Rusia donde nuestro país, con una sola victoria frente a Irán y dos empates agónicos con Marruecos y Portugal, se clasificó como primera del Grupo con un gol en el último minuto de Aspas y de tacón en una jugada polémica por dudoso fuera de juego del español que el VAR inclinó a favor de España cuando iba perdiendo 1-2 con Marruecos y nos dio un importante y definitivo empate.

Y todo ello acompañado de la carambola portuguesa porque Cristiano falló un penalti (como Messi) y los iraníes empataron de penalti con Portugal en el último minuto. Y ello nos regaló la cabecera del Grupo B que nos conduce al cruce de octavos de final frente a la anfitriona Rusia y nos evita el choque con la poderosa Uruguay y su letal pareja de delanteros centros, Suarez (del Barça) y Cavani (del PSG).

A pesar de todo hay que decir que la Selección de España luchó y sufrió. Y  además acababa de sufrir al inicio del mundial la crisis de su entrenador Lopetegui y la llegada de Fernando Hierro. El que, por lo que se ha visto, se ha dejado influenciar por el vestuario a la hora de hacer su alineación, sin rectificar los errores cometidos con Portugal e Irán como el de mantener a De Gea (Marruecos lo batió con un balón entre las piernas) en la portería a pesar de sus flagrantes errores frente a Portugal.

La defensa española en su conjunto bastante mal. Con Carvajal muy flojo (por su lesión) y Alba sin bajar en los contraataques donde, Piqué contra Portugal y Ramos frente a Marruecos, cometieron errores de bulto que se convirtieron en goles.

Y en la media Thiago desaparecido frente a Marruecos (debía haber salido Koke) y Silva sin aparecer en el último partido, sin embargo muy bien Costa, Iniesta, Isco y Busquets.

En este dramático último partido de España frente a Marruecos (que jugó muy bien y con eficacia en sus pocas llegadas al área española) se puede decir como lo declaró el nuevo entrenador Fernando Hierro que España “lo hizo todo, lo bueno y lo malo del encuentro” y lleva razón Hierro.

Pero es a Hierro y no a Ramos y al resto del vestuario a quien le compete tomar decisiones y hacer la nueva alineación para el partido contra Rusia. Pero introduciendo cambios decisivos en la portería, defensa, medio campo y delantera. De lo contrario España no pasará de octavos y menos aún va a llegar a la final del Mundial porque jugando así de mal le será difícil llegar a cuartos (donde probablemente nos esperaría la sólida Croacia de Modric) y en ese y salvo el milagro de un mejor juego, podría ser nuestro final en el Mundial.

Aunque justo es decirlo en este Campeonato del Mundo, donde están sufriendo todos los grandes equipos como Argentina, Alemania y Brasil, las fuerzas están muy igualadas. Y todavía cualquier cosa, incluso el triunfo final de España, podría pasar.