El ‘efecto Sánchez’ dispara al PSOE en las encuestas

Mientras Pedro Sánchez inunda los telediarios con su abierta sonrisa en las cumbres europeas sobre la inmigración el PSOE empieza a dispararse en las encuestas tras la llegada de Sánchez a la Presidencia del Gobierno, una vez que ganó la moción de censura contra Mariano Rajoy. El que se retiró de la política tras convocar elecciones primarias en el PP para decidir el sucesor o sucesora en medio de un tenso debate político y personal entre Santamaría y Cospedal.

A la espera de los grandes sondeos electorales del CIS, Metroscopia y Sigma-2, el diario La Vanguardia se adelantó y acaba de publicar un sondeo de GAD3 sobre intención de voto en Cataluña en el caso de elecciones generales. Y ahí aparece la sorpresa de una victoria del PSC con el 23,8 % de los votos y 11 escaños en el Congreso de los Diputados donde ahora solo tiene 7, mejorando en 4 escaños que son los mismos que Podemos pierde, mientras que Cs sube respecto a las anteriores elecciones pero no lidera el resultado (como lo logró en las autonómicas) y el PP sigue bajando.

Que se aten los machos en Podemos porque el ‘efecto Sánchez’ le va a restar muchos votos y escaños a los seguidores de Pablo Iglesias. Que fue el actor decisivo en la moción de censura contra Rajoy y en la llegada de Sánchez al poder, al ofrecerle en la votación del pasado 1 de junio los 71 escaños de Podemos y sus confluencias sin ninguna previa condición. Incluso se dijo que Iglesias llamó a Puigdemont para que se sumara también a la caída de Rajoy.

Como se suele decir en el juego del Dominó, Pablo Iglesias ‘se ahorcó el seis doble’. Y aunque es verdad que le debía a Sánchez la investidura de marzo de 2016, esta vez el pretendido astuto estratega de Podemos se ha equivocado porque Sánchez es el único y gran beneficiario de la moción de censura.

Lo vamos a comprobar cuando el ‘efecto Sánchez’ aparezca reflejado en los sondeos nacionales de intención de voto, en los que por otra parte falta por ver cómo afecta a Cs (no solo en Cataluña) el triunfo de Sánchez y la marcha de Rajoy de la vida política y del liderazgo del PP.

De igual manera que, a la espera de conocer el nombre del nuevo presidente del PP, será interesante ver si como dicen algunos el ‘suicidio’ político de Rajoy favorece el regreso del bipartidismo en España. O si la crisis del PP va a reforzar el liderazgo de Rivera y Arrimadas en el centro derecha español, tal y como lo anunciaban las últimas encuestas.

De momento en Cataluña manda Sánchez y el PSC y recula Podemos que en los comicios de 2016 dio en ese territorio la sorpresa. Mientras que los de Iglesias y Colau ahora sufren una caída regional que amenaza extenderse al conjunto del territorio español, donde ya queda lejos el objetivo podemita de dar el ‘sorpasso’ al PSOE.