Cospedal culpa a Santamaría de su fracaso catalán

Primero dijo Cospedal a Santamaría que ella sí dio la cara en contra de la corrupción del PP y del mismísimo Bárcenas, lo que es verdad, mientras que Soraya se escondió. Y ahora le acaba de poner la manchega a Soraya dos banderillas de fuego porque Cospedal declaró que ella hubiera aplicado en Cataluña el 155 antes de la celebración del referéndum del 1-0 y habría cerrado TV3. 

Y tiene toda la razón María Dolores porque esos dos errores de Rajoy y Santamaría en Cataluña fueron muy graves y han sido pésimos para España. Y a ellos, se le añadió el disparate de la inmediata convocatoria de elecciones catalanas el 21-D tras aplicar el 155 y la tibieza de las medidas adoptadas en Cataluña tras la destitución del Gobierno de Puigdemont. 

El fracaso catalán de Soraya ha sido espectacular y hace bien Cospedal en decirlo aunque debía de insistir con mayor firmeza y claridad, porque cierto es que la ex vicepresidenta era la responsable de esa política y fracasó en todo: no se enteró de lo que estaba pasando e iba a ocurrir, no controló al poder económico y a los medios que apoyaban el golpe, no aplicó el 155 el 7 de septiembre cuando se rompió el orden constitucional, no impidió el referéndum del 1-O, ni su CNI descubrió donde estaban las urnas, etcétera. 

Un auténtico desastre que prueba la incapacidad política de Santamaría (y de Rajoy por confiar en ella) y que tanto daño hizo a España y al PP de Cataluña. Y desastroso sería para el PP que Santamaría ganará en estas primarias y se hiciera con el control del PP, que se rompería de inmediato y abriría sus puertas a dirigentes y militantes rumbo a Cs. 

Lo que sí hizo bien Santamaría fue fomentar las intrigas en el Gobierno y en el PP y entrometerse en RTVE y los Grupos de Comunicación en su solo y especial beneficio, provocando de paso un serio daño a las libertades y ahí incluida la libertad de expresión. 

No estamos diciendo que Cospedal sea la Reina de los Mares ni cosa que se le parezca, pero si decimos el peligro que tiene Santamaría, aunque ese es un riesgo que de momento solo le afecta al PP. El mejor preparado de todos los candidatos es García-Margallo pero no tiene apoyos del aparato del PP. En cuanto a Pablo Casado parece que por edad e ilusión está bien situado, por su currículum académico huele muy mal y ya veremos cómo y dónde acaba porque las pesquisas no hicieron nada más que comenzar.