Aznar, el hombre hombre, dice la verdad

Rajoy anunció su retirada de la presidencia del PP y del primer plano de la política y acto seguido se fue a comer con el núcleo duro de su Ejecutiva y luego de merendola o de copas hasta el atardecer, como ocurrió durante la moción de censura el pasado viernes, y luego el sábado con sus ministros.

Y en estas estaba don Tancredo, con tantos funerales de despedida con los pardillos de su Gobierno y de su partido -a los que puesto de patitas en la calle y todavía le aplauden- que todavía no se han enterado que Rajoy tiró el poder por una ventana hacia las manos de Sánchez y el PP por otra ventana hacia las manos de Rivera.

Pero ¡oh divina coincidencia! de pronto apareció Aznar y le leyó la cartilla a don Tancredo y diciendo verdades como puños que los nuevos huerfanitos del pérfido Rajoy tildaron, entre sollozos, de gesto desleal.

Dijo Aznar y es cierto que el golpe de Estado catalán sigue en marcha y no se ha desmantelado, ni desmontado su aparato mediático y financiero, por lo que en su opinión continúa roto el orden constitucional. Y todo eso es cierto y es verdad. Entre otras cosas por el desistimiento constitucional del Gobierno de Rajoy, en aras ‘de la prudencia y la proporcionalidad’. Y todo esto lo ocultó anoche en el telediario TVE.

Si dijeron algo de lo que dijo Aznar sobre el centro derecha español que él lideró y que está roto, con sus dos polos (PP y Cs) enfrentados entre sí, lo que también es otra verdad. Y añadió que en la vigente crisis del sistema de partidos el PSOE se ha alejado también del centro izquierda.

Y concluyó Aznar diciendo que ‘no son los ciudadanos los que han dado la espalda a los grandes partidos sino que han sido esos partidos los que le dieron la espalda a los ciudadanos’.

Y dicho esto Aznar se ofreció para reconstruir el centro derecha, afirmando que no es militante de nada ni de nadie y puntualizando a aquellos (del PP) que le han querido endosar los recientes casos de corrupción (como el de Zaplana), que él responde de todos sus actos, del primero hasta el último. Y añadió que la corrupción es un cáncer que hay que extirpar, pero no quiso comentar que 12 ex ministros de su Gobierno están inmersos en casos de corrupción, lo que tampoco es un asunto menor.

Y la pregunta del millón: ¿reaparecerá Aznar en el próximo congreso del PP? No parece, pero está claro que va a enredar. Ya lo está haciendo y por eso los marianistas le acusan de deslealtad.