El Real Madrid y la niña de luto

636628796120093261w

Hace mal Rajoy en no viajar a Kiev para asistir a la final de la Champions entre el Liverpool y el Real Madrid. Eso le distraería un poco y le quitaría muchas preocupaciones sobre la moción de censura que le acaba de poner Pedro Sánchez y que en principio depende del PNV, porque no vemos a Puigdemont ni a Junqueras (prófugo y preso) salvando el pellejo a Rajoy.

Pero Mariano está de los nervios y se queda en Madrid guardando el cortijo porque empieza a ver nubarrones en el horizonte y no se fía. O sea que verá el partido en La Moncloa. Lo que no sabemos es si aguantará en el mismo sitio hasta que comience el Tour.

En todo caso el Madrid de Zidane ya está en Kiev velando sus armas y haciendo conjuros contra el egipcio Salah y los ataques verticales y por oleadas del Liverpool, a los que los blancos tendrán que frenar desde el inicio del encuentro si no quieren llevarse una sorpresa al comenzar.

Este país se merece el triunfo Del Real Madrid en Kiev como el reciente del Atletico en Lyon, a ver si nos olvidamos un poco de todo esto de la política que parece que se amplía a RTVE donde al tal J.A. Sanchez, el amigo íntimo de Zaplana, le tiemblan las piernas al tiempo que empiezan a sublevarse sus principales presentadoras de televisión como Ana Blanco que el viernes se vistió de negro para presentar el Telediario, en señal de duelo y protesta por la grave situación de RTVE.

A Rajoy le crecen los enanos por doquier y como la esposa de Bárcenas, la famosa Rosalía, entre el lunes en prisión por su condena a 15 años de cárcel y sin esperar el recurso del Supremo, todo apunta a que Bárcenas se va a vengar. Y ya están circulando por las redes sociales rumores sobre algunas grabaciones misteriosas hechas por Bárcenas años atrás a Rajoy y Arenas. Lo que sería definitivo para la moción de censura que entonces sería votada sin rechistar, y puede incluso que con algún voto a favor de Sánchez de los diputados del PP.

En fin, por lo menos que gane el Real Madrid y así le damos un sofocón a Torra y a Puigdemont.

Sobre el autor de esta publicación