Podemos y ‘El honor de los Prizzi’

En esto de la cúpula de Podemos hay algo de secta casi familiar y culto al líder supremo, Pablo Iglesias, el hombre de la coleta larga que pronto será padre de dos niños gemelos, con su pareja y número dos de Podemos Irene Montero, cuando acaba de colocar a su exnovia Tania Sánchez de número dos en la lista de Podemos para la Comunidad de Madrid, justo por detrás de Iñigo Errejón y tras descubrir y ser abortado el golpe de mano contra el líder supremo organizado por Carolina Bescansa, desaparecida y enviada a las tinieblas de los infiernos. 

Hay un latiguillo que se repite con asiduidad en Podemos, empezando por el propio Pablo Iglesias: ‘es un honor para mí...’. Algo que recuerda la deliciosa película ‘El honor de los Prizzi’ de John Houston, con Kathleen Turner y Jack Nicholson en una tierna cena de amor y despedida, antes de intentar matarse el uno al otro, mientras un mariachi mejicano interpreta ‘Noche de Ronda’. 

Tras descubrirse, por un error de Bescansa, el presunto pacto de ésta con Errejón para liquidar a Iglesias y una vez que el padrino de la coleta perdonó a Errejón, el proscrito hasta hace poco pronunció el rito casi templario y dijo ante los medios: ‘es un honor presidir la lista de Podemos en Madrid’. A las pocas horas, la repudiada por Iglesias Tania Sánchez (la que decía aquello de ‘nunca dejaré IU para ir a Podemos, punto’) repetía el juramento ante las cámaras de las televisiones: ‘es un honor para mí ir  en el número dos en la lista de Errejón por Madrid’. 

Es un honor, es un honor, repiten los iniciados en la secta donde permanece una cruenta y soterrada lucha por el poder y donde se está a la espera de que el líder supremo dicte sentencia contra Bescansa. La que otrora fuera su estratega política cuando el propio Iglesias ayudaba a cambiar los pañales al hijo de Carolina en los escaños del Congreso de los Diputados, una escena propia de otro notorio film de Polanski, ‘La semilla del diablo’. Bescansa será enviada al destierro y enviada al gallinero del grupo parlamentario podemita o  directamente expulsada hacia el Grupo Mixto. 

Mientras tanto Errejón y Tania, con la frente marchita y marcada con cruces de ceniza de sándalo, se inclinarán sumisos al paso del líder y de su divina compañera Montero a la que ya se le nota el estado de buena esperanza que ella luce ante Tania con una espléndida sonrisa. 

Al fondo quedan las cosas de la política mientras resuenan en el aire las justas y severas advertencias -que compratía el arrepentido Errejón- de Bescansa cuando decía que ‘Podemos no tiene un proyecto político para España’. Y lo que es peor anda enfangado con Bildu en el País Vasco y ERC en Cataluña hablando del pretendido ‘conflicto’ soberanista -el que vuelve a mencionar ETA- y que no es otra cosa que una organización criminal en el País Vasco y Cataluña para la ruptura de la unidad de España y dinamitar el Estado. 

El golpe de Bescansa contra Iglesias ha fracasado pero ha dejado huella entre los dos clanes de La Familia de honores obligados y aparentemente compartidos mientras en una florida terraza y al anochecer se cruzan tiernas y asesinas miradas cuando suenan los compases de ‘Noche de Ronda’ y se escucha el cantar ‘luna que te quiebras/ bajo las tinieblas/ de mi soledad...’.