Rajoy indignado con El País y Cebrián

Durante la recepción que el Presidente Rajoy ofreció ayer a los medios de comunicación en La Moncloa, con motivo de las fiestas navideñas (se había cancelado la cita de diciembre por el caso catalán), Rajoy apareció sonriente y tranquilo a pesar de la derrota catalana del PP, de las malas encuestas que anuncian la victoria de Ciudadanos en toda España si ahora se celebrarán elecciones (lo que el diario El País jaleó con gran agresividad contra Rajoy) y de las confesiones que Correa hizo en el juicio del Gürtel valenciano y que confirman la financiación ilegal del PP.

Rajoy aparenta tranquilidad pero la procesión e indignación del presidente (‘Furia y Fuego’) va por dentro. Y según cuenta nuestro ‘espía paraguayo’ -que conversó con un destacado monclovita durante la recepción de Rajoy- el Presidente está indignado con el ataque frontal que le ha lanzado el diario El País de la mano de Juan Luis Cebrián (quien imaginamos que culpará de ello a la Redacción) y no sabemos si con el ‘visto bueno, de algunos de los primeros accionistas de PRISA, que lo habrían consentido.

Y todo ello y a pesar de que Cebrián, el ahora ‘presidente’ -eso no está muy claro- del periódico, parece que recurrió hace algunas semanas a Rajoy a fin de que el Presidente del Gobierno llamara a primeros accionistas de PRISA para que no lo despidieran definitivamente de la Compañía como lo pedían algunos.

Al parecer Cebrián le puso a Rajoy la crisis catalana de por medio (diciendo que en este momento no se podía ‘desestabilizar’ el periódico), y quizás le recordó al Presidente la campaña que El País lanzó contra Pedro Sánchez antes del Comité Federal del PSOE del 1 de octubre de 2016 para forzar su dimisión y conseguir así la abstención de una buena parte de los diputados socialistas durante la investidura de Rajoy.

Una operación contra Sánchez al parecer urdida por Felipe González (quien ha confirmado ayer que no habla con Sánchez) y Juan Luis Cebrián y en la que podrían haber estado implicados -al menos en alguna de sus reuniones- y de alguna manera el Rey emérito Juan Carlos I y un notorio ex empresario del primer nivel del IBEX.

Pues bien, parece que Rajoy decidió ayudar hace unas semanas a Cebrián y llamó a destacados accionistas de PRISA pidiéndoles que lo dejaran seguir al frente del diario, a través de esa Fundación que Cebrián desea controlar para manejar él solo la influencia y el poder de El País y la SER, mientras los accionistas de referencia y cúpula del IBEX se quedan como pagadores y se hacían cargo de las ingentes deudas de la Compañía anunciando su compromiso en una ampliación de capital de PRISA por valor de ¡450 millones de euros!

Y ahora y después de todo esto Cebrián se ha pasado con gran entusiasmo a Ciudadanos, utilizando la encuesta de Metroscopia que da a este partido como primera fuerza nacional (lo que ha confirmado otro sondeo de ABC), acompañada de una entrevista a Rivera muy favorable, de un editorial, un estacazo de Rubén Amón a Rajoy, y otro del propio Cebrián que aportó su lanzada a ‘moro muerto’ en su artículo de fondo -‘la sábana santa’- para anunciar así el fin de una larga luna de miel entre PRISA y Moncloa que fue muy beneficiosa para ambos en los tiempos en los que Cebrián, invitado por Soraya, acudía a los festejos monclovitas de la Navidad.

Pero cuidado con Rajoy que no es ‘moro muerto’ y que suele responder este tipo de afrentas de una manera implacable y con la mayor frialdad. No vaya a ser que Juan Luis Cebrián siga la senda predeterminada por altos poderes de Pedro Jota Ramírez en El Mundo, lo que no conviene olvidar y tampoco sería de extrañar. Y mucho cuidado en PRISA por lo que pudiera pasar.