El Conde de Godó ataca a Arrimadas

Aquí y ahora y sobre todo en Cataluña hay que empezar a llamar las cosas por su nombre. Sobre todo cuando asistimos a una infame campaña de Enric Juliana, el comisario político soberanista de La Vanguardia, en contra de Inés Arrimadas y C’s que son los grandes vencedores de las elecciones catalanas del 21-D.

Una campaña del comisario Juliana -un independentista mal camuflado- con la que, con la mayor de las infamias y sin prueba alguna’, el pájaro Juliana presenta a Albert Rivera y a C’s como unos muñecos al servicio de José María Aznar, es decir al servicio de la extrema derecha del PP, y de todas las mentiras de la guerra de Irak y de los atentados del 11-M en Madrid.

Juliana, que habrá festejado con cava la marcha de Zarzalejos hacia El Periódico de Cataluña, es hombre de confianza d Artur Mas y del PDeCAT, ha llorado la entrada en prisión de los golpistas y protege y defiende de oblicua manera al prófugo Puigdemont al que se niega a llamar delincuente o simplemente cobarde por huir de Cataluña mientras sus compañeros, imputados de graves delitos, están en prisión.

Y que no diga el Conde de Godó -como años atrás lo decía de Antich- que lo que escribe Juliana son cosas de Juliana porque el comisario político está a las órdenes del Conde, como lo estaba Antich. De  lo que se deduce que es Javier Godó quien ha planteado en su periódico el ataque a Arrimadas y a C’s con mentiras y descalificaciones que no se aplican a los golpistas.

Y vamos a ver si en el Palacio de la Zarzuela se empiezan a ocupar de una vez por todas del daño que a España y a la monarquía le han hecho y hacen desde el periódico de Javier Godo, que pertenece por título a la nobleza a la que, por mucho menos, dejó de pertenecer la Infanta Cristina y hermana del Rey.

Y si alguien cree que La Vanguardia, preñada como está del secesionistas, va a colaborar en la recuperación del orden constitucional se equivoca. Javier Godó y sus comisarios están implicados desde hace mucho tiempo con el soberanismo secesionista y no cambiarán.