Variantes sobre los perdedores

Hay muchas maneras de valorar los resultados del 21-D en Cataluña y tiene razón Puigdemont, que está absolutamente enloquecido, cuando dice que ‘España tiene un pollo de cojones’. Es verdad pero él tiene ante sus narices un horizonte penal de larga duración y por ello no podrá volver a presidir la Generalitat. Y si viene a España entrará en prisión y cuando llegue el juicio será condenado a varios años de cárcel y quedará inhabilitado por mucho tiempo y hasta que las ranas críen pelos y los escarabajos plumas.

Y entonces ¿de qué se ríe este prófugo y delincuente? Pues se ríe de que la Ley Electoral catalana -lo que tiene que cambiar el Parlamento español no es proporcional sino fraudulenta en provincias como Lérida y Gerona, y es sólo por eso por lo que los independentistas aún tienen mayoría de escaños en su conjunto pero no de votos.

Y de ahí también el meritorio triunfo de Arrimadas, en votos, escaños y contra el viento y la marea de la tramposa Ley Electoral catalana, similar a otras que también hay que cambiar como la nacional. Y si hace falta con una reforma constitucional y cuando antes mejor.

Puigdemont está como un cencerro y canta excelencias de una Republica catalana que no existe y dice que la mayoría de diputados que apoyan la independencia han derrotado a ‘la monarquía del 155’. Lo que no es así porque el españolismo constitucional ha ganado las elecciones en votos con el 52,5 % frente al 47,5 % de los secesionistas, luego parece claro que la mayoría de los catalanes han dicho ‘no’ a la independencia y ‘si’ al 155.

De manera que menos lobos porque la Caperucita Arrimadas ha sido sin lugar a dudas la verdadera triunfadora de las elecciones del 21-D.

Y dicho esto vamos a repasar la lista de los derrotados:

-Rajoy, Albiol y PP. El hundimiento del PP en Cataluña fue espectacular. De 11 escaños se han quedado en 3, y no suman el 5 % de los votos por lo que tendrán que ir al grupo mixto del Parlament en compañía de la CUP. Albiol, descortés con Arrimadas en la noche electoral, ya debía de haber presentado su dimisión. Y Rajoy, si España fuera una democracia de corte anglosajón y occidental debería abrir en el PP su sucesión en pos de unas elecciones generales anticipadas, porque la legislatura actual está acabada –por mas que el PNV le ofrezca un respiro a Rajoy- sobre todo si C´s corta amarras con el PP.

-También salen tocados el PSOE y el PSC. Iceta jugó con el indulto de los golpistas, se opuso al 155, pidió diálogo con los que ya están fuera de la ley y apostó, como Pedro Sánchez, por su proyecto federal de la tercera vía, plurinacional y de la declaración de Granada, que ahora está muerto.  Se acabó el discurso federal del PSOE, porque el soberanismo ha consolidado sus 2.000.000 de votos y no piensa dar marcha atrás. Mientras en el seno del Partido Socialista y en su entorno crece la enfermedad o la epidemia de los socialdemócratas que afecta a las primeras naciones de la UE. Francia, Alemania, Italia y España.

-Los Comunes de Ada Colau y Pablo Iglesias también se han dado un buen batacazo, y de manera especial Domenech y en Barcelona lo que pone a Colau en difícil situación. Además no son la llave del nuevo gobierno de los independentistas porque la siguen teniendo en la CUP. A lo mas son la llave de repuesto en caso que la CUP apriete demasiado a PDeCAT y al PP.

Podemos ha jugado con el fuego secesionista, se ha quemado en Cataluña y pronto dejará de ser el tercer partido nacional, porque ese puesto será para C’s.

-La CUP ha perdido la mitad de sus escaños (de ocho pasa a cuatro) y miles de votantes y condiciona su apoyo al nuevo Gobierno secesionista a que la republica catalana, que no existe, siga enfrentándose con la realidad y con la Justicia. Su dirigente Ana Gabriel ya está imputada en el golpe de Estado lo que le ha causado gran alegría porque quería ser víctima con notoriedad.

-PDeCAT. Están como unas castañuelas porque han derrotado a ERC y los secesionistas aún tienen mayoría en el Parlament. Pero no tiene una nueva alternativa a Puigdemont que si viene a España entra de cabeza en prisión.

Y además, Artur Más que es el ‘elefante blanco’ del golpe catalán acaba de ser imputado por el Tribunal Supremo, y si Puigdemont sigue huido y Mas empitonado por la Justicia, ¿quién lidera el PDeCAT? Y ¿qué hará en los próximos meses el Gobierno secesionista, cercado por las líneas rojas de la Ley, bajo la amenaza del 155 y en plena fuga de empresas -que aumentará- y de inversores que no volverán? Menudo panorama le espera al futuro presidente de la Generalitat (que no puede ser Puigdemont) bajo la atenta mirada de la Justicia y en medio del caos económico y social.

-ERC. Junqueras pensaba ganar las elecciones, reprochó a Puigdemont su fuga y al final se quedó tercero y sin perspectiva de salir de prisión, lo que no será posible hasta que se culmine la instrucción del sumario y hasta que regrese Puigdemont. Además a su pupila Marta Rovira la acaba de imputar el juez instructor del Supremo, con lo que, a igual que ocurre en PDeCAT la pregunta es sencilla ¿quien manda en ERC.

Y luego otro dato que no conviene descartar: ¿qué pasará con los escaños de Sánchez, Junqueras y de Puigdemont, si no dimiten para que otro los pueda sustituir a los partidos los partidos soberanistas les faltaría un voto para la investidura de no sabemos quién.