España con Portugal, Marruecos e Irán

Un poco de fútbol por favor porque esto de la política y de la pesadilla catalana no se puede soportar. Por ello no resulta extraño que Rajoy haya estado pensando pedir asilo político en Abiyán​ (Costa de Marfil) porque, además del lío catalán, el malestar creciente en el PP contra él y Soraya no deja de crecer.

O sea que ya tenemos en pista el Mundial de Fútbol de Rusia de 2018 en el que España se presenta como una de las selecciones favoritas por más que le pese a Puigdemont, porque las banderas españolas volverán a ondear en Barcelona si ‘La Roja’ avanza con paso firme en el Mundial.

De momento España está en el Grupo B con Portugal, Marruecos e Irán. Nos ha tocado con nuestros vecinos y amigos portugueses y marroquíes y con el lejano oriente iraní al que no hay que despreciar. De los cuatro se clasifican dos para la segunda fase, lo que hace suponer que serán las dos naciones ibéricas, el Portugal de Cristiano y la España de Iniesta.

En el resto del sorteo cabe destacar el Grupo F como el cuarteto más duro y equilibrado con Alemania, Suecia, México y Corea del Sur. O el Grupo C con Francia, Australia, Perú y Dinamarca. En los demás Grupos la cosa camina por parejas destacadas: Rusia con Uruguay; Argentina con Croacia; Brasil con Serbia; Inglaterra con Bélgica; y Polonia con Colombia. El gran ausente Italia y los favoritos Alemania, España, Brasil, Francia y Argentina.

Rusia, anfitriona, no figura entre los posibles ganadores pero Putin es duro de pelar. Además los rusos o los uruguayos pueden ser rivales de España en la segunda ronda. En la primera nuestro país jugará contra Portugal el 15 de Junio en Sochi, el día 20 frente a Irán en Kazán y el 25 en Kaliningrado frente a Marruecos.

Pero lo importante es llegar a la final el 15 de julio en Moscú. Lo que no será fácil pero tampoco imposible. De momento nuestro entrenador Lopetegui dice que ‘nos ha tocado el Grupo más difícil’ lo que no es del todo verdad, aunque no parece mal que se les tome respeto a estos adversarios que, en lo que se refiere a Portugal es un hueso duro de roer, mientras Marruecos e Irán son equipos correosos y difíciles de cazar.

Pero en principio la Selección española es superior a todos ellos como equipo y por la valía individual de cada uno de los jugadores. De manera que hay que tener confianza y de aquí al 15 de junio evitar lesiones y cohesionar el núcleo duro del equipo que aún está por definir y coordinar.