Merkel y Brexit preocupan más que Cataluña

A los analistas políticos y económicos de la Unión Europea les preocupa mucho más la estabilidad política de Alemania y el avance del Brexit que el problema catalán que además muchos dan por amortizado durante algún tiempo.

De hecho nadie se tomó en serio la posibilidad de la independencia de Cataluña y aunque hubo algunos momentos de tensión lo cierto fue que en los mercados europeos y en La Bolsa española no se apreció ningún gran socavón.

Además la salida de Cataluña de cerca de 3.000 empresas fue otro dato bien acogido en ámbitos financieros porque esas Compañías se ponían al abrigo de la UE. Y a la vez hacían una seria advertencia a los ciudadanos de Cataluña sobre los riesgos que corre la economía catalana si regresan a las andadas.

Lo que sí preocupa en los ambientes económicos de la UE es que Merkel consiga formar gobierno lo antes posible, para lo que ha iniciado contactos con la SPD en pos de una nueva ‘Gran Coalición’, una vez que fracasaron sus negociaciones con los liberales y los verdes. Pero si Merkel no logra pronto un pacto de gobierno con la SPD el riesgo de nuevas elecciones en Alemania se convertirá en realidad.

Y si eso ocurriera y la locomotora de la UE, que es Alemania, se queda en la vía muerta entonces la economía europea sufrirá y ya veremos si incluso ello llegaría a afectar al proyecto de convergencia fiscal de las naciones del euro.

De igual manera, la segunda gran cuestión que inquieta a los analistas del campo financiero es el Brexit y la marcha de estas negociaciones abiertas entre Londres y Bruselas.

Unas conversaciones sigilosas donde parece que hay acuerdo (de algo más de 50.000 millones de euros) sobre el monto final de la factura que el Reino Unido deberá pagar a la UE por los compromisos adquiridos antes de anunciar la ruptura.

Lo que constituye un paso importante aunque faltan por encontrarse varios acuerdos sobre el estatus y la circulación de personas de la UE y el Reino Unido, así como sobre las fronteras de las dos Irlandas, y finalmente sobre la futura relación de Gran Bretaña con el mercado común o la unión aduanera de la UE.

Aunque aún queda mucho por negociar en Bruselas crece el optimismo y además la sensación de que la salida del Reino Unido tiene desventajas y costes pero también importantes ventajas porque permitirá a la UE avanzar en su integración política, militar y económica. Su ambicioso proyecto al que se resistía Londres y que en últimos meses también contó con la oposición de Donald Trump.

Pero si el Brexit avanza y Merkel forma Gobierno a primeros de 2018 la UE se reforzará bajo el liderazgo de Merkel y Macron y la economía crecerá en la eurozona con intensidad, incluso aunque en España e Italia (país que se acerca a sus elecciones generales) se vivan tiempos de cierta inestabilidad.