¿Cómo está la Armada Española?

Lo ocurrido con el viejo submarino argentino -que hace años debió ser retirado la armada argentina- ARA San Juan nos obliga a preguntar por el estado de la Armada Española, sus buques de guerra, de escolta y por los submarinos que ya arrastran demasiados años de servicio, mientras se continúa a la espera de la fabricación del S-80 cuyo proyecto español ha fracasado y nunca será cómo se esperaba.

Ya sabemos que la crisis económica ha provocado importantes recortes en los Presupuestos del Ministerio de Defensa como en otros departamentos, pero esos recortes no deben afectar a lo esencial del material bélico español ni poner en riesgo la vida de nuestros soldados y oficiales como ha ocurrido de manera reciente y reiterada con dos experimentamos pilotos del Ejército del Aire.

Por ello y por el propio prestigio y la capacidad disuasoria de las Fuerzas Armadas españolas nos gustaría saber la edad, los medios que tienen para el mantenimiento y las maniobras y la capacidad para intervenir en misiones internacionales el total de los buques de la Armada Española.

Porque nos llegan noticias de varios buques averiados, de falta de medios y presupuesto para maniobras y de material obsoleto que podría llegar a ser peligroso sobre todo en el caso de los submarinos. Una flotilla que debería contar con unas ocho unidades y que en realidad tiene dos operativos y con años similares a los del submarino argentino, por lo que puede que lo más sensato sea que se eviten misiones de riesgo.

Por lo que sabemos la Armada Española es pequeña en proporción con el número de habitantes del país, sus muchos kilómetros de costas, su historia y sus compromisos con la Alianza Atlántica.

Pero siendo esto así también es cierto que contamos con buques de guerra muy importantes y modernos como son cinco Fragatas F 100 dotadas con sistemas Aegis, y con otros buques modernos y muy operativos de la clase BAM así como el portaaviones Rey Juan Carlos I, que debe tener otro buque similar de apoyo. De igual manera que faltan más barcos de ayuda logística y de combate. Y desde luego una flotilla de submarinos nuevos y en óptimas condiciones operativas, lo que no parece que vaya a ocurrir a corto plazo o en un futuro no muy lejano.

Lo que si tiene la Armada Española son unos mandos militares, oficiales y marinería del primer nivel internacional. Y una capacidad asombrosa para el despliegue de nuestra Infantería de Marina (la más antigua del mundo) en zonas de conflicto cuya efectividad está probada con sobresaliente en las misiones internacionales a las que ha sido convocada. Pero siento esto así el Gobierno de España, y en este caso la ministra Cospedal, debe de tener en cuenta las necesidades de la Armada y evitar que viejos submarinos no se embarquen en misiones de alto riesgo por lo que pudiera pasar.