Comienza el choque de trenes

El estallido final llegará el domingo 1-O cuando las Fuerzas de Seguridad (Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional) intenten impedir el referéndum siguiendo las órdenes dictadas por la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Mercedes Armas pero el calentamiento previo se iniciará hoy.

Precisamente en la Junta de Seguridad convocada por Puigdemont para tratar de impedir que los Mossos colaboren en la desactivación del referéndum y para culpar al Gobierno de España de los incidentes que se van a producir el domingo y que se están alentando desde la Generalitat.

Naturalmente de lo que está ocurriendo en Cataluña y lo que está por llegar el domingo solo hay un culpable que es el Gobierno de Puigdemont que ha violado la ley y la Constitución y desobedecido las decisiones de los jueces y del Tribunal Constitucional.

Ahora bien si el Gobierno de Rajoy hubiera aplicado el artículo 155 de la Constitución como era preceptivo y el TC hubiera suspendido, como era su obligación, a Puigdemont y su gobierno, ahora no estaríamos en semejante situación.

Y Puigdemont estaría fuera de la política y no al mando de lo que a todas luces es una sedición contra el Estado, y a partir de este domingo, y si se confirman los altercados que están preparando los golpistas, una rebelión.

De manera que vamos a ver en muy pocos días hacia dónde conduce está ‘respuesta proporcional’ que el Gobierno de Rajoy ha escogido como único camino contra el referéndum ilegal del 1-O y que ha sido consensuada con el PSOE y C’s. Aunque todo apunta a que el domingo vamos a asistir a una batalla campal entre agitadores y votantes contra las Fuerzas de Seguridad.

Y todo ello completado con un poderoso aparato de propaganda que está orquestando la Generalitat en un centro de prensa organizado con Jaume Roures -empresario de Mediapro, próximo a Podemos y ERC- para ofrecer la versión única y por supuesto controlada por la Generalitat de lo que pase el 1-O para difundirlo en España y en la prensa internacional.