Froilán tiene novia rica

Vamos a ver qué nos cuenta Jaime Peñafiel del noviazgo del hijo de Jaime de Marichalar y de la Infanta Elena, Felipe Froilán, a quien los paparazzi han cazado besando en una playa de Marbella a la que parece ser su novia Mar Torres Fontes, hija de una adinerada familia que la revista Forbes sitúa en el puesto 42 de entre las personas más adineradas del Planeta.

Froilán, que no es buen estudiante pero si un joven encantador de 19 años y con dotes de emprendedor, parece que lleva su noviazgo con naturalidad y que él y su novia no se esconden de los medios y hacen bien.

Entre otras cosas porque el sobrino del Rey Felipe goza de gran simpatía entre los periodistas y ese es un activo que no debe perder y mucho menos para ir por la senda de la venta de las exclusivas (el Hola ya le pagaría una millonada) porque ello desencadenaría la furia de los paparazzi contra él.

Frolián es muy joven y recibe las atenciones de la Infanta Elena y su padre Jaime de Marichalar que es una excelente persona, ahora apartado de los focos de la información. Y del que se dice que está pasando un momento de dificultades empresariales, una vez que poco a poco ha sido abandonado por la familia real.

Pero su hijo Froilán está en la línea de sucesión al trono. Aunque eso nos lo explicará con precisión Peñafiel, que se estará friendo de calor en su finca próxima a Talavera (por la noche se refresca con aires del pico Almanzor), un lugar precioso donde años atrás hemos visto galopar a un espectacular caballo cartujano llamado a Junior. Porque Jaime y Carmen (su Ángel de la Guarda) son jinetes de competición de doma internacional y siguen con el pie en el estribo, y él al atardecer escribiendo a la sombra de Gredos el que será su enésimo best seller de la alta sociedad y las historias del corazón.

¿Un nuevo libro la sobre Reina Letizia?, se preguntarán algunos. No lo sabemos porque lo lleva en secreto pero sí sabemos que despierta gran expectación y curiosidad por saber lo que Peñafiel nos descubrirá en el relato del otoño que está a punto de acabar. Aunque mientras tanto y antes de que termine el largo y abrasador mes de agosto algo nos dirá Jaime sobre el joven Froilán, al que sus amigos llaman ‘Pipe’, un diminutivo de Felipe que no tiene el empaque y la fuerza de Froilán.