Rajoy sin plasma

El Tribunal del caso Gürtel ha rechazado la pretensión del presidente Rajoy de declarar por videoconferencia ante la Justicia donde ha sido citado como testigo para declarar, a finales de julio, sobre la presunta financiación ilegal del PP y la doble contabilidad de los extesoreros Lapuerta y Bárcenas.

De manera que Rajoy deberá personarse en la Sala donde comparecerá como testigo y por tanto no podrá mentir aunque tenemos la impresión que perderá la memoria y se declarará desconocedor de cuánto de malo había y ocurría a su alrededor. ‘Me enteré por la prensa, señoría’, dirá con cara de ignorancia al fiscal y al abogado acusador, si es que no se acoge al derecho a no declarar, lo que lo señalaría como sospechoso principal.

Mal trago para Rajoy, malo para la imagen internacional de España y malo en estos tiempos del desafío catalán. Pero es lo que hay y lo que tendrá que pasar pasará y rezando a todos los santos estarán en la Moncloa para poder acumular oraciones para el día de autos en favor de don Mariano.

No vaya a ser que en ataque de lucidez el presidente del Tribunal interrumpa a Rajoy y le diga: ‘señor presidente se acabó está declaración porque, oído lo dicho por usted y lo que calla en esta Sala, le informo que a partir de ahora deja su condición de testigo y pasa a ser ‘investigado’, y dado su aforamiento y previa aprobación del Congreso su señoría deberá declarar ante el Tribunal Supremo’.

Con esta pesadilla lleva algunos años soñando don Mariano temeroso de ser derrotado en un Tribunal después de haber ganado tantas y difíciles batallas en la política. Sin embargo los asesores de Rajoy lo tranquilizan y dicen que todo está bajo control, jueces, fiscales y abogados, a lo que Rajoy responde: ‘y entonces ¿por qué me han quitado el plasma, mi escudo protector?’

En Moncloa no ha gustado nada la noticia y ya se apresuran a garantizar que Rajoy no tenga que entrar por su pie en la Audiencia Nacional, sino en coche por el garaje por donde suelen entrar y salir los furgones (con perdón) de la Guardia Civil que van y vienen a la cárcel de Soto Del Real.

Y ¿estarán ese día en la Sala notorios procesados como Bárcenas, Correa y el Bigotes? No se sabe pero sí está previsto que habrá decenas de medios de comunicación acreditados y cámaras de televisión como las que desde la Moncloa se enviaron a las puertas de la casa de Rodrigo Rato el día aquel del cogotazo policial. Y puede que sea cierto que la corrupción no quita votos pero desde luego y a más de uno le quita el sueño y no les deja descansar.