La sombra de González es alargada

Dice Cospedal (cuidado con ‘el budita’) ante las juventudes del PP -que deberían de sublevarse contra la corrupción de su partido- que todas las golferías de Ignacio González en la Comunidad de Madrid son un caso aislado y personal y no es verdad como se está demostrando. Y como se aprecia en el rosario de corrupciones del PP nacional, en el proceso de Gürtel (donde ha sido citado Mariano Rajoy como testigo) y de la doble financiación del PP –‘Luis se fuerte’-, como también se ha visto en Baleares, Valencia, Murcia y ahora y a borbotones en Madrid.

La metástasis de la corrupción del PP avanza imparable y continuará porque la sombra corrupta del preso González es alargada y ofrecerá, a medida que se vaya levantando la alfombra del Canal de Isabel II y la lista de contratos públicos de la Comunidad de Madrid desde el tiempo de Aguirre al de González, mayores sorpresas y nuevos escándalos que convertirán la presidencia madrileña de esos años en la cueva de Alí Babá.

De momento tenemos presos a González y Granados, imputados a mas de 20 dirigentes políticos entre consejeros autonómicos, diputados y alcaldes de la Comunidad, a la familia de González tocada en pleno, su hermano, su cuñado, su mujer y su padre, y a sus mas notorios amigos, como Javier López Madrid o Edmundo Rodríguez Sobrino (otro preso), y otros políticos porque ya apareció Eduardo Zaplana, buen amigo de González y de otros personajes madrileños como Pedro Pérez y José Antonio Sánchez.

Y puede que aparezca por alguna parte otro ex ministro como Ángel Acebes que merodeaba por esos lares o el ex director del Canal de Isabel II el tal Ildefonso de Miguel que es una pieza clave, o la prima de Esperanza Teresa Gil de Biedma y ciertos medios de comunicación del entorno de Esperanza y afines a José María Aznar, etcétera, etcétera.

El festín de los batracios de la charca putrefacta de Aguirre ha sido y es una bacanal de robo de dinero público, de financiación ilegal del PP, de tráfico de influencias y de relaciones de poder. Y queda mucho por salir y además va a salir porque se abrió la veda, se han requisado muchos documentos, y sobre todo porque el horizonte de la cárcel animará a las ranas a cantar ante el juez o el fiscal. Así que a la espera estamos de la pronta aparición de varios testigos de cargo que relaten desde dentro de la trama lo ocurrido y confirmen la investigación judicial.