Banqueros a la cárcel

Seis altos responsables de la banca, la cúpula de Novacaixagalicia, han entrado en prisión por decisión de la Audiencia Nacional y una vez que la citada Audiencia denegara la suspensión de la condena dictada por el Tribunal Supremo de dos años de cárcel por cobro irregular de 22 millones de euros (delito de apropiación indebida) que estos pájaros se concedieron a ellos mismos como indemnizaciones antes de abandonar la entidad.

La Sala penal de la Audiencia ha tomado esa decisión del ingreso en prisión ante la ‘gravedad’ de los hechos que han provocado alarma social y costado al Estado un rescate milmillonario. Y todo ello a pesar de la condena de dos años y que los afectados (Pego Alonso, Gorriarán Laza y Rodríguez Estrada, Fernandez Gayoso y Pradas Montilla) no tenían antecedentes penales.

Algo que no había ocurrido nunca con anterioridad y que cambió en el ámbito judicial cuando se condenó al exministro y expresidente de Baleares Jaume Matas a nueve meses de cárcel y por orden del juez entró en prisión.

Lo que se ha repetido ahora y sin duda nos parece una decisión justa y ejemplar y todo un precedente para otros casos de las Cajas de Ahorros estafadas por sus insaciables directivos y rescatadas por el Estado, entre las que además de de la gallega están Caja Madrid (Bankia), las valencianas Bancaja (luego fusionada en Bankia) y la CAM, la manchega CCM y la catalana Caixacatalunya.

Y en ellas están procesados y algunos ya en juicios personas tan notorias como Rodrigo Rato, Miguel Blesa, Narcis Serra y Juan Pedro Hernández Moltó, entre otros destacados directivos. Algunos de los cuales como Rato o Serra fueron vicepresidentes del gobierno de España.

Personajes notorios que, ante lo sucedido con la cúpula de la Caja gallega, estarán más que preocupados y con razón por su horizonte procesal y penal, a sabiendas que el precedente de lo ocurrido en Galicia les afectará. Como ya les ha ocurrido a otros políticos y destacados empresarios en este país que tanto ha sufrido con la crisis económica y donde quienes debían de dar ejemplo lo que hicieron fue atracar unas Cajas de Ahorros desde dentro de la entidad.