Errejón, un espía del Ibex en Podemos

Hubo un tiempo en el arranque del primer gobierno de Rajoy en el que Soraya y Cospedal ‘se tiraban los maridos a la cabeza’, pero ahora esa imagen tan gráfica se puede aplicar a Irene Montero y a Rita Maestre porque ambas dos se están tirando sus respectivos novios a la cabeza dando un espectáculo más propio de un patio de corrala que de un debate político.

El colmo de los disparates lo ha soltado la tal Irene, compañera del alma cándida de Iglesias, acusando a Errejón de ser un submarino o un topo del Ibex dentro del aparato de Podemos. Un espía al servicio de los oligarcas que llegó ni más ni menos que a ser el número dos de Podemos y que por ello será fusilado al amanecer en febrero en la plaza de Vistalegre como ya fueron purgados Sergio Pascual hace meses y José Manuel López hace pocos días.

La furia y la locuacidad de esta Irene Montero, que tampoco se quita de la cabeza a la ex del líder Tania Sánchez (con la que también está obsesionado Monedero), le lleva a decir cosas asombrosas como la del Ibex y a presentar a su amado Pablo como si fuera el pobrecito Calimero al que tienen rodeado las huestes de Errejón y que va gimoteando por las esquinas mientras dice y amenaza: si no me quieren me voy.

Bonito espectáculo están dando todos ellos. Y para que no les falte de nada unas almas caritativas proponen el pacto del ‘abrazo’ para que regresen los corazoncitos de colores y los besos como el de Breznev con Honecker en los morros y de tornillo lo que sería la guinda de este espantoso pastel.

Los nervios de Irene y de los seguidores de Iglesias están a flor de piel tras la reciente consulta a las bases en la que Errejón subió como la espuma y quedo a solo mil votos de Iglesias, en lo que se llama un empate técnico. Y eso ha ocurrido cuando el aparato de Iglesias estaba preparando a Errejón un entierro en Vistalegre.

¿Para cuándo el próximo asalto de este combate singular? No se sabe pero el aspirante Errejón va ganando a los puntos la batalla de opinión pública por causa de la regañina infantil de ‘IñigoAsíNo’ otra habilidad de Irene Montero que se ha chamuscado la lengua viperina de tanto despotricar. O sea, que Errejón era un espía del Ibex infiltrado en Podemos y menos mal que Irene lo acaba de desenmascarar.