Pablo Iglesias no dice una sola verdad

Pablo Iglesias, el líder de Podemos y el máximo responsable del fracaso de su pretendido ‘sorpasso’ contra el PSOE no dice una sola verdad. Todo lo que cuenta y jalea son mentiras de corte infantil que constituyen un insulto a la inteligencia de los españoles, y especialmente de los que eran sus votantes y eso a algunos les hace gracia y a otros no y por ello muchos lo han abandonado.

Ayer ha declarado Iglesias que la ‘cohesión’ en el interior de Podemos es mas fuerte que nunca. Mentira. Se están dando patadas bajo la mesa y bofetadas ante la opinión pública, anuncian purgas para cortar las ‘malas hierbas’ y Errejón e Iglesias discrepan en público sobre la incidencia de su pacto electoral con IU, mientras en sus confluencias ya aparecen fisuras por doquier.

La mitad de todo lo que dice Pablo Iglesias es mentira y la otra mitad también. Dijo que el ‘sorpasso’ no entra contra el PSOE sino contra el PP. Mentira como lo sabe todo el mundo. Dijo que eran ‘socialdemócratas’, mentira porque son anti sistema y filo comunistas. Dijo, hasta la saciedad, que tendía la mano al PSOE. Y otra mentira mas, como se demostró en la votación de la investidura de Sánchez del pasado 4 de marzo.

Todo en Iglesias está resultando una burda cadena de falsas declaraciones, promesas, compromisos y posicionamientos políticos e ideológicos, al frente de un oportunismo que ya empieza a convertirse en algo cansino y bien sabido por los ciudadanos. Y por ello un millón doscientas mil personas de las que el 20-D votaron a Podemos y a IU, se marcharon de su entorno el 26-J.

Y en consecuencia es absolutamente falso el afirmar, como lo hace Iglesias, que no lograron consumar el ‘sorpasso’ al PSOE por el miedo de muchos ciudadanos a que él (sic) ganara las elecciones. He ahí otra mentira. Se les escaparon mas de un millón de votos de una izquierda que no temían a un gobierno de izquierdas sino a un gobierno del mentiroso y chaquetero Iglesias que un día se levanta llorando a Chaves, otro como si Venezuela ya no existiera en el mapa, otro diciendo que son peronistas, otro que son socialdemócratas, etcétera.

Ha dicho Iglesias que Podemos está en favor del euro (otra mentira, visto su programa económico que conduce a la salida de España del euro), o que con su referéndum para lograr la autodeterminación de Cataluña él solo pretende defender la permanencia de Cataluña en España. Imaginamos que con la misma eficacia que defendió Cameron la permanencia del Reino Unido en la UE. La enésima burda mentira de Iglesias porque está claro que lo que dice de Cataluña es solo para sacar votos sabiendo que el referéndum no se va a celebrar.

Es cierto que lo de Podemos tiene mucho mérito, que en solo dos años parecen haber consolidado 71 escaños lo que no está nada mal. Que se han convertido en un revulsivo para la vieja política y que han conectado con muchos de los españoles que están, con razón, hasta el gorro del PSOE y el PP. Como parece cierto que a Iglesias se le da muy bien lo de salir en televisión.

Pero con semejante discurso falso y oportunista Iglesias y Podemos nunca ganarán las elecciones y además corren el riesgo de hacer un espantoso ridículo en la oposición donde les esperan, en el Parlamento, el PP, PSOE y C’S. Y donde no les van a pasar ninguna mentira más ni disparates, se pongan como se pongan y de especial manera el PSOE. O sea que ya está bien de jugar al escondite de la verdad y vamos a ver que hace Iglesias en la oposición y lo que dura, al paso que vamos, esa cohesión de Podemos de la que presume sin decir verdad.