‘La Roja’ muy mal ante Croacia

En esta semana decisiva del Brexit y de las elecciones del 26-J la Selección Nacional de Fútbol, la mítica Roja, se acaba de dar un batacazo al ser derrotada frente a Croacia (2-1). Lo que nos anuncia malos presagios para los días venideros porque esta derrota va a influir en el estado de ánimo de los ciudadanos y ya veremos si no afecta al PP -‘piove porco governo’-, sube la abstención y favorece el voto de castigo al bipartidismo en el beneficio de Podemos.

El partido de ayer ha sido un desastre. Se vio desde el inicio del encuentro y a pesar del gol de Morata en el minuto siete. La defensa española, ausente del área -Juanfran y Alba se han pasado el partido en la punta contraria-, fallos estrepitosos de Ramos que se empeñó en tirar y en fallar un penalti decisivo, muy mal De Gea (que tendría la cabeza en otros asuntos), y cansancio generalizado de la columna vertebral de ‘La Roja’ que ya tienen unos añitos -siete de ellos jugaron el Mundial de Sudáfrica- y en la segunda parte no podían con las botas.

Y muy mal Vicente del Bosque que ante los continuos fallos de la defensa y la velocidad y la fuerza de los jóvenes croatas (y eso que Modric estaba lesionado) fue incapaz de recomponer la zaga española y obligar a Juanfran y Alba a que no fueran a por uvas al área contraria sino que defendieran en nuestra portería. Sobre todo cuando empatado el partido peligraba la primera posición de España en su Grupo D la victoria de los croatas se presentía hasta hacerse realidad con un segundo gol en los últimos minutos del encuentro y con otro fallo de De Gea, a quien esperamos que Del Bosque siente pronto en el banquillo a descansar.

El propio Iniesta no tuvo su noche y su cansancio fue evidente por lo que debió ser sustituido pronto a igual que Nolito que tampoco estuvo a la altura y fue cambiado tarde porque Del Bosque que nunca vio la que se le venía encima y que acabó llegando. Pero lo que nunca debió consentir el entrenador español es que Ramos tirara el penalti porque algo así debía de estar decidido antes del partido y en favor de un delantero y no de un defensa que además estaba jugando mal y tiene la cabeza llena de pájaros.

Ahora en justo castigo nos vamos a los octavos de final a París pero frente a Italia y entramos en el flanco donde ya están los franceses, alemanes e ingleses (además de italianos) lo que no nos favorece nada y pone muy cuesta arriba la llegada de ‘La Roja’ a la final.

Se han hecho las cosas mal en una semana decisiva y mucho nos tememos que vistos los adversarios que nos esperan las cosas se puedan poner peor. Y eso es muy mala noticia para unos ciudadanos que están hartos de disgustos de política y campañas electorales y que ahora ven como su talismán, la Selección, flaquea y rompe el encanto y la ilusión del que fue un buen comienzo de la Eurocopa aunque ante equipos (de Chequia y Turquía) de menor nivel.

¿Qué pasará el lunes en el encuentro de España con Italia? Esa fue la última final de la Eurocopa de Ucrania y en ella España ganó por goleada. Pero segundas partes nunca fueron buenas como se vio en el arranque del Mundial de Brasil frente a los holandeses, que perdieron frente a España en el partido final de Sudáfrica.

O sea, mucha paciencia y barajar. Además para cuando España llegue a París para verse las caras con los ‘azzurri’ ya se sabrá el resultado del referéndum del Brexit y de la noche electoral del 26-J, y entonces puede que lo de la Eurocopa no tenga una relevancia especial. Sobre todo si Del Bosque y sus muchachos que no son tan jóvenes aunque tengan mucha clase, no han aprendido la lección que la joven Croacia nos acaba de dar.