Iglesias al ataque: IU, alcaldes y debate con Rajoy

Los tres golpes de mano de Podemos son: primero el pacto con IU para acudir juntos en la coalición ‘Unidos Podemos’ a las elecciones del 26-J.
Ahora se acaba de poner en marcha la operación ‘alcaldes del cambio’ para que varios ediles afines a Podemos cierren las listas de numerosas provincias. Y finalmente queda pendiente la prueba de los debates en televisión donde Iglesias podría enfrentarse a Rajoy mano a mano en menoscabo de Sánchez, porque en el PP se subraya que insultó a Rajoy en la campaña del 20-D –llamándole ‘indecente- y además se negó a hablar con el en el proceso de investidura (‘no es no’, dijo Sánchez).

Entre los alcaldes ahora comprometidos con ‘Unidos Podemos’ están Colau (Barcelona), Ribó (Valencia), Santiesteve (Zaragoza) y ‘El Kichi’ (Cádiz). Sin embargo la alcaldesa Carmena (Madrid) ha rechazado la oferta por temor a perder el apoyo del PSOE, lo que no hace Colau a pesar de su reciente pacto con el PSC. Asimismo, Anguita no cerrará la lista de Córdoba con el objetivo de no confundir la imagen de ‘Unidos Podemos’ con el que fue el secretario general del PCE, algo a lo que se oponía Errejón -¿quién es ese?, dijo Anguita- desde Podemos.

Está claro que Pablo Iglesias va a por todas y especialmente a por el PSOE, por más que diga que su objetivo es ganar al PP. Y todos sus movimientos hacen que en el PSOE se teman una campaña entusiasta en favor de Podemos que facilite el famoso ‘sorpasso’ y le permita a Iglesias situarse como líder de la izquierda por delante de Sánchez.

La respuesta de Sánchez ha sido convocar en su último mitin dominical a la vieja guardia de ex secretarios generales del PSOE, como Zapatero, Rubalcaba y Almunia -todos salvo González-, y luego comenzar su gira electoral por Andalucía en compañía de Susana Díaz para quitar hierro a los rumores sobre la pretensión de la presidenta andaluza de ocupar la secretaría general del PSOE si Sánchez no gana las elecciones, como lo anuncian ahora las encuestas.

En Ciudadanos no hay más novedad al cierre de las listas que Felisuco por Cantabria y continuas ruedas de prensa de Albert Rivera, quien de momento no se ha estrenado en provincias. Mientras que en el PP todo está puesto al servicio de Rajoy, que está en campaña pero a medio gas, mientras en su partido se pasan el día echando balones fuera de sus casos de corrupción, lo que en la Moncloa piensan que no afectará electoralmente al Partido Popular.

Y al fondo de todo ello continúan los misterios sobre los debates de la campaña electoral y sobre sus posibles formatos y participantes, pero con los aspirantes del PSOE, Podemos y C’s a la espera de que el PP se pronuncie sobre los mismos y diga si en ellos participará Rajoy, que es el deseado por todos para correrlo a palos, siguiendo el dicho popular de ‘el que más chifle, capaor’.

Pero en el PP siguen las dudas sobre los debates y especialmente en lo que a Sánchez y el PSOE se refiere porque en los comicios del 20-D el líder del PSOE insultó a Rajoy y después de las elecciones se negó a hablar con él. De ahí que algunos dirigentes del PP consideran que para que Rajoy acepte debatir con Sánchez el líder del PSOE deberá pedir disculpas a Rajoy y además prometer públicamente que después de las elecciones el PSOE hablará y negociará con el PP.

No en vano algunos dirigentes del PP consideran que Rajoy no debe debatir con Sánchez porque le insulta y le niega el diálogo. De ahí que circule el rumor de un posible ‘cara a cara’ de Rajoy con Iglesias, lo que se convertiría en el tercer gran trampolín de Podemos para culminar el ‘sorpasso’ contra el PSOE. En el Partido Socialista lo saben y lo temen y se pondrán furiosos -más de lo que están- si Rajoy e Iglesias se ven en un cara a cara electoral.