El gran debate electoral es el de Rajoy con Iglesias

No le deis más vueltas, el gran debate electoral que esperan todos los españoles y que conviene al PP y a Podemos es el cara a cara entre Mariano Rajoy y Pablo Iglesias. Sobre todo después del pacto hallado entre Podemos e IU, lo que le otorga a Iglesias -al menos en teoría- el título de líder de la izquierda y de la Oposición. Además Pedro Sánchez insultó a Rajoy en el último debate electoral mano a mano y se negó y se niega a dialogar con el PP de cara a la investidura y a la formación de un nuevo gobierno.

Pues en ese caso y si Sánchez quiere un cara a cara que lo celebre con Rivera porque ambos son de la misma cuerda. Además ¿no ha dicho el tal Sánchez que Rajoy e Iglesias tienen un pacto entre sí? Pues vamos a ver en un debate televisado entre los líderes de la derecha e izquierda si es cierto lo que dice Sánchez o si, por el contrario, son los grandes antagonistas del momento español, que a buen seguro que lo son.

Menudo espectáculo el cara a cara del cierre de campaña electoral entre Rajoy e Iglesias, agua y fuego, hiel y miel, blanco y negro y el debate a todo color ante los españoles, mientras Sánchez y Rivera se quedan en su casa tocando el violón. Y en el debate a cuatro que vaya ‘Sorayita tiene un ratón chiquitín’, o Pablo Casado, que se conoce la lección y está en edad de merecer, similar al resto de los candidatos del PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Eso sí, Sánchez se pondría furioso si Rajoy le da la espalda y nombra a Iglesias como su principal adversario. Y como es habitual en él en ese caso se volvería a liar a palos con el PP y Podemos con la monserga de ‘la pinza’ -y Anguita muerto de risa desde Córdoba- y con toda clase de descalificaciones para Iglesias y a Rajoy.

Pero Sánchez se lo ha buscado él solito insultando a Rajoy y negándole el diálogo y el pan y la sal de una negociación para la investidura. Y el que mal anda mal acaba. Y si Sánchez y su adjunto Rivera quieren debate estelar que reten juntos ellos dos a Iglesias y Garzón, lo que sería otro interesante debate por colleras en OK Corral.

¿Lo ven? Las cosas son muy sencillas y los debates también a nada que se ordenen un poco las cosas porque como dice Rajoy ‘los vasos son los vasos y los platos son los platos’. O sea Rajoy frente a Iglesias es el gran debate estelar esperado por todos y eso es posible que tenga sus ventajas para los dos. Para el PP frente a Ciudadanos y para Podemos frente al PSOE.

Además Sánchez no se puede quejar porque él es el responsable del adelanto electoral. Si hubiera negociado con el PP una gran coalición, a Iglesias le quedarían cuatro años por delante antes de lograr un pacto electoral con IU. Pero como Sánchez le ha regalado a Podemos estos comicios del 26-J pues ahora Iglesias y Garzón los van a aprovechar como era lógico y de esperar con su acuerdo de coalición electoral. Y a buen seguro que no les irá nada mal. Máxime cuando Felipe González no para de escandalizar con sus amistades peligrosas de las que solo ha salido el preámbulo porque la novela completa está por llegar.