Ocho posibles pactos de Gobierno

debate cara a cara

De confirmarse en las urnas los resultados electorales que anuncian las principales encuestas, donde el PP aparece ganador con una horquilla de entre 103 y 120 escaños, seguidos por PSOE, Ciudadanos y Podemos y los tres con escasas diferencias de solo dos puntos, las posibilidades que se abren para formar gobierno tras las elecciones son complejas y necesitarán de acuerdos entre dos, tres o más partidos políticos, para alcanzar los 176 escaños que darán estabilidad al nuevo Ejecutivo.

Las ocho opciones posibles de Gobierno son las siguientes:

-PP en solitario, en caso de que supere los 130 escaños y con el apoyo externo de Ciudadanos o del PSOE según los temas o leyes, es al día de hoy casi imposible de imaginar.

-PP-PSOE, la llamada ‘gran coalición' al estilo de Alemania, es la que hoy cuenta con menor apoyo social. Pedro Sánchez no aceptaría pero puede que Susana Díaz sí.

-PP-Ciudadanos, es una opción factible siempre y cuando entre los dos sumen los mencionados 176 escaños, porque en algunas encuestas se dice que no llegarán a la mayoría absoluta y necesitarían que otro partido minoritario se sumase.

-Ciudadanos-PP, sería una alternativa, similar a la anterior, de centro-derecha en la que el PP le ofrece al partido minoritario Ciudadanos la presidencia del Gobierno para evitar que pacte con el PSOE. El modelo por extraño que parezca se ha probado con éxito en algunos países de la UE.

-PP-PSOE-Ciudadanos, sería la súper gran coalición con más de 200 escaños y capacidad de llevar a cabo una reforma constitucional. Sería una especie de gobierno de ‘salvación nacional’ para abordar la crisis de la economía, el desafío catalán, la reforma de la Constitución y de la ley electoral, entre otras cosas. Esta coalición puede estar presidida por un independiente como ocurrió en Italia con Mario Monti.

-PSOE-Ciudadanos, sería una coalición del centro-izquierda presidida por Sánchez o Rivera -el que obtenga el mejor resultado- pero necesita de apoyos por fuera, bien de Podemos, o PNV, CDC y CC, al menos en la investidura, y luego en puntuales reformas legislativas.

-PSOE-Ciudadanos-Podemos, sería la coalición de mayoría del cambio, favorable a la reforma constitucional, de la ley electora y otras leyes, como Educación, Justicia, Seguridad y a pactos económicos y sociales.

-PSOE-Podemos, es la coalición preferida de la izquierda pero necesita de otros apoyos progresistas aunque puede que más radicales como IU, ERC, BNG, Mareas, Compromís, En Común Bildu. No será fácil de lograr ni parece fácil que llegue a los 176 escaños.

El panorama que ofrecen estas ocho opciones de inquietante porque salvo en la ‘súper gran coalición’ de PP-PSOE-Ciudadanos, o las muy difíciles de PP-Ciudadanos o de PP-PSOE, todo lo demás anuncia una gran incertidumbre y riesgo de inestabilidad política.

De igual manera, no hay que descartar la ausencia de acuerdos y que se vuelvan a convocar las elecciones generales si ningún candidato logra la investidura. Asimismo, podría darse el caso de que una vez logrado un pacto de gobierno este se rompa por desavenencias entre socios y se acorte la legislatura.

Naturalmente habrá que contar los escaños y también los votos porque podría darse el caso, por ejemplo, que Ciudadanos obtenga más votos que el PSOE y que los socialistas tengan más escaños que Ciudadanos, lo que afectaría en el caso de un pacto PSOE-Ciudadanos al momento de la elección del presidente del Gobierno.

Muchas incógnitas pues a desvelar y obligada y novedosa cultura de pactos en la vida política española, donde ya está claro que se acabó el bipartisimo de la transición.

Sobre el autor de esta publicación